Más producción, bajos precios y parálisis en la administración, según UAGA en 2016

La organización agraria presentaba en Zaragoza un balance del año agrícola. El secretario general de UAGA, José Manuel Penella, señalaba en SER de Campo que ha habido una buena cosecha de cereales, con un aumento interesante en la producción y sin embargo los precios permanecen hundidos en cultivos herbáceos y producciones ganaderas. Algo que también destacaba el responsable, es que el 2016 ha sido un año marcado por la ausencia de gobierno, lo que también se ha notado en la parálisis en las administraciones.

Este año 2016, es el segundo año de aplicación de la PAC, tras el “desastre” de pagos y adjudicación de derechos, así como en la comunicación de los pagos percibidos del año 2015. En Aragón no nos acogimos al adelanto del pago de la PAC 2016 y tras el pago del 70% se observa que no todo el mundo ha cobrado y parece ser que, para el pago de finales de diciembre, seguirán quedando agricultores y ganaderos sin cobrar absolutamente nada, por no estar gestionados sus expedientes (cesiones de derechos) y otros por no estar corregidos los problemas que ya se dieron el pasado año (festucas, etc.), aseguran desde el sindicato.

Desde UAGA, siguen denunciando que esta PAC necesita una reforma en profundidad en la que se tenga en cuenta la actividad real y desaparezcan los derechos históricos. Así como que los grandes paganos son los ganaderos de extensivo por la indefensión que tienen en las parcelas de pastos con los CAP, al tener que cobrar las ayudas por superficie en vez que por cabezas de ganado.

Tras el inicio de una legislatura “ilusionante” en el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, y transcurrido más de un año, la sensación en los últimos meses, se está convirtiendo en “desilusión y decepción”. Algo se tendrá qué hacer, apuntan desde UAGA, cuando todas las ayudas están sin presupuesto o sólo con una parte muy pequeña: la agroindustria, la incorporación (ambas eran sus líneas prioritarias), las agroambientales, los regadíos… Pero además critican que hay parálisis total en la resolución de expedientes en general, de incorporación y planes de mejora, como las solicitudes de roturación de parcelas, de autorizaciones a nuevas instalaciones ganaderas… ¿Qué pasa con el INAGA?, reclaman.

A pesar de todo, concluyen que, el sector agrario, pese a las duras condiciones que atraviesa, sigue siendo el único sector productivo que durante todos estos últimos años ha seguido creando empleo. Por tanto, piden, es necesario dotar de fondos las incorporaciones y planes de mejora, para la renovación del sector (el 38% son jubilados) y mejorar las explotaciones.

La producción final agraria se ha cifrado en 3.285.080.000 €, lo que supone un aumento del + 4,60% respecto al año 2015 (3.140 M€). La Producción Final Agraria en Aragón, depende en un 37,93% de la actividad agrícola, mientras que el 62,07% restante es aportado por el sector ganadero, destacando en el agregado la componente del sector porcino que representa el 25,66%.

Comentarios