El PAR saca adelante en las Cortes de Aragón un acuerdo para regular el desarrollo con el medio ambiente

La Comisión de Desarrollo Rural pide “la imprescindible compatibilidad” entre protección ambiental y actividades realizadas en “respetuoso aprovechamiento y convivencia”. El PAR ha recabado el apoyo mayoritario del órgano parlamentario para una moción que también apuesta por el diálogo con ayuntamientos, comarcas, entidades y empresas en futuras normas de protección para “alcanzar un acuerdo sobre una regulación equilibrada”

La Comisión de Desarrollo Rural ha pedido en las Cortes de Aragón “adoptar como criterio general, ante el establecimiento de un régimen de protección para la rana pirenaica y su hábitat, para otras especies amenazadas o en general, para espacios naturales, la imprescindible compatibilidad de sus medidas y de la preservación del medio ambiente respecto de las actividades y actuaciones realizadas en respetuoso aprovechamiento y convivencia con la naturaleza, así como de las expectativas y aspiraciones de los habitantes de las zonas incluidas”.

El PAR ha recabado el apoyo mayoritario del órgano parlamentario para una moción presentada en esta línea.

Tanto en esta parte como en la segunda, que reclama “comunicación y diálogo con los ayuntamientos, comarcas, entidades y empresas de los municipios incluidos en futuras normas de protección” como “un factor inexcusable en el proceso previo de elaboración de las mismas”, el apoyo ha sido unánime. Sin embargo, en el tercer punto, que hace referencia a “determinar, de cara a un nuevo plan de conservación de la rana pirenaica, una modulación y corrección de las tajantes restricciones y prohibiciones que han sido formuladas en el proyecto de Decreto”, Izquierda Unida se ha abstenido.

Para Lucía Guillén (PAR), encargada de exponer la propuesta, es “imprescindible la compatibilidad de las medidas medioambientales con las actividades y actuaciones realizadas en respetuosa convivencia”. “Hay que innovar y convertir esto en recursos que fijen población y creen empleo”, ha expresado. Por parte del PP, Ramón Celma ha argumentado su apoyo en que “no es el primer ataque hacia actividades económicas” y “es oportuno traer estos debates para desenmascarar algunas posiciones políticas”.

El socialista Enrique Pueyo ha recordado que “hace muchos años que el mundo rural pide ser escuchado en materia ambiental” y, para él, “se sufre una situación de obsolescencia y retraso en materia de biodiversidad”. Por Podemos, Marta de Santos ha pedido “regulaciones eficientes, coherentes y que se atengan a la realidad de nuestras vidas”. Para esta diputada, “no es el único caso de desacuerdo del territorio con este Gobierno” en relación a la protección medioambiental.

Desde Ciudadanos, Jesús Sansó ha lamentado que “los habitantes de la montaña creen aumentado el sentimiento de abandono y desconsideración desde el llano o la ciudad” algo que, en su opinión, “se ha atizado desde vertientes políticas con clara vocación partidista y cortoplacista”. La portavoz del Grupo Mixto en esta Comisión, Patricia Luquin (IU), ha defendido que “no se puede hacer ningún tipo de Decreto de espaldas a las comarcas y municipios” y ha pedido “sensibilidad especial para el máximo consenso y diálogo

Comentarios