SD Huesca, BM Huesca y CB Peñas despiden el año con distintas sensaciones

Se cierra un año en el que la SD Huesca ha vivido grandes momentos culminados con su presencia en la zona de playoff al finalizar 2016, el Bada Huesca ha completado una buena primera vuelta y mantiene la ilusión en la Copa del Rey y el Magia Huesca es el que peor lo está pasando ya que no termina de enderezar el rumbo en esta campaña.

En el caso de la SD Huesca hay que añadir lo que fue la primera parte de la temporada con una gran reacción que le permitió asegurar la permanencia de forma contundente con un final espectacular de puntos y de juego ante rivales potentes como Leganés y Osasuna, a los que ganó en su campo, y que fueron dos de los tres equipos que ascendieron.

La continuidad de Anquela y de parte de la plantilla del éxito y, a pesar de las bajas de Machis y Fran Mérida, el equipo está dando un gran rendimiento y el 2017 se plantea con muchas expectativas. Ahora mismo el equipo descansa en el sexto puesto que da derecho a jugar la fase de ascenso a Primera División, un sueño que sigue estando allí. En la Copa del Rey se repetía la clasificación para los dieciseisavos donde fue eliminado por la UD Las Palmas plantando cara en los dos encuentros.

Este 2016 nos deja la llegada a la presidencia de Agustín Lasaosa en sustitución de Fernando Losfablos que abandonaba el cargo después de siete años al frente de un club que sigue con nuevos proyectos sobre la mesa e ilusiones.

También está haciendo una buena temporada el Bada Huesca que en la primera vuelta ha sumado 13 puntos y está en octavo puesto, en una lucha por la quinta plaza que está a solo tres puntos. Se renovó el equipo con un presupuesto más ajustado para dar un giro a un proyecto que estaba agotado y del que se prescindió de jugadores que habían sido importantes en estos años como Rochel, Novelle o Eloy González, además de la marcha de Cabanas, uno de los destacados, y del canterano Marco Escribano.

A pesar de todo ello el equipo está respondiendo y ha ofrecido buenos partidos e incluso plantando batalla a los grandes como Barcelona, Naturhouse o Granollers en el Palacio de los Deportes. De cara a la segunda vuelta, también muchas ilusiones para hacer un gran año. Seguir adelante en la Copa del Rey y poder disputar la fase final es otro de los retos.

Por su parte el Peñas, bajo la denominación de Magia Huesca, está teniendo más problemas de lo esperado en esta temporada. Todo después de haber saboreado un playoff de ascenso a ACB disputando la final ante Melilla. Se recuperaba la ilusión por el baloncesto con una afición que se volcó con los peñistas y de nuevo el club servía de rampa de lanzamiento para algunos jugadores como Lluis Costa que fichaba por el Manresa de ACB.

Se fue Quim Costa, llegó Sergio Jiménez, y la plantilla se volvía a renovar por completo. Jugadores jóvenes y con proyección y un técnico con mucha ilusión para un proyecto nuevo y que se espera pueda dar sus frutos, aunque con mucho sufrimiento en estos momentos.

Los tres principales equipos de la ciudad despiden 2016 con una situación económica que sigue siendo un ejemplo de gestión, especialmente la SD Huesca en la 2ª División donde es uno de los clubes más saneados del fútbol español.

Comentarios