La Guardia Civil incauta más de 3.000 plantas de marihuana en el Bajo Cinca y detiene a seis personas

Los detenidos forman parte de una organización criminal dedicada al cultivo, recolección, secado y venta de la marihuana. Se les acusa como supuestos autores de delitos contra la salud pública, blanqueo de capitales, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a organización criminal. Las más de 3.000 plantas, en avanzado estado de crecimiento, se encontraban en el interior de una nave abandonada. Es el resultado de la Operación Takama, que se inició tres meses antes.

La Guardia Civil llevó a cabo en el marco de esta operación el registro de la nave y de cinco domicilios ubicados en las provincias de Huesca y de Lérida. Intervenían 3.036 plantas de marihuana, 15 kilos de cogollos; dos vehículos, uno de ellos de alta gama; 2.020 euros en metálico; dos balanzas de precisión y útiles para la plantación y cultivo.

Los detenidos son tres varones de 45, 52 y 57 años, vecinos de la provincia de Lérida, y dos varones de 48 y 63 años y una mujer de 23 años, todos ellos vecinos del Bajo Cinca, como supuestos autores de delitos contra la salud pública por cultivo y tráfico de drogas estupefacientes, blanqueo de capitales, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a organización criminal.

La nave, donde la Guardia Civil encontró las más de 3.000 plantas, tenía dos plantas acondicionadas y habían realizado un enganche ilegal al fluido eléctrico, defraudando unos 320 euros diarios de electricidad. Disponía de iluminación climatización y riego que las mantenía en un perfecto estado de maduración, por lo que estaban todas ellas en floración con gran cantidad de cogollos. La parte inferior de la infraestructura se encontraba en fase de ampliación, para incrementar la producción masiva de la marihuana.

Además, los agentes localizaron un secadero con 15 kilos de cogollos secos, listos para su distribución.

La Operación ha sido llevada a cabo por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil en Fraga, junto con el E.D.O.A. (Equipo de Delincuencia Organizada Antidroga) de la Guardia Civil en Huesca, que han contado en apoyo para las entradas y registro con personal de la USECIC (Unidad de Seguridad Ciudadana) y Servicio Cinológico de la Guardia Civil en Huesca y patrullas de los Puestos de la Guardia Civil de Fraga y Zaidin.

Comentarios