La DPH quiere afrontar el problema de la despoblación en 2017

El nuevo año desde la Diputación Provincial de Huesca se afronta como los anteriores, con el objetivo de seguir ayudando y dando servicios a los pueblos más pequeños de la provincia de Huesca. Para 2017 se ha aprobado un presupuesto de 71 millones de euros para afrontar también uno de los mayores problemas con los que cuenta el Alto Aragón, como es la despoblación.

Una cuestión que no es fácil, pero a la que se quiere meter mano. El presidente del ente provincial, Miguel Gracia, considera que no solamente es una cuestión económica, también normativa y sigue pidiendo esa "discriminación positiva" en materia de leyes, para según que territorios, sobre todo los que cuentan con menos población.

Entre las apuestas más destacadas para 2017, se encuentra la celebración entre el 18 y el 21 de marzo del Congreso del Producto y la Gastronomía de los Pirineos, enmarcado en el proyecto europeo "Hecho en los Pirineos" para favorecer la creación de un destino turístico de los Pirineos, así como aportar valor a la tradición, montaña y medioambiente.

La DPH tendrá un presupuesto de 71 millones de euros, aprobado con tiempo para poder disponer cuanto antes de las partidas económicas que se han incluido. Cuenta con una inversión total que supone un 42,59% del presupuesto, casi 30 millones.

Destacan desde el ente provincial la importante inversión que se realizan en materias que no son competencia de esta institución como servicios sociales con casi 2,5 millones de euros o educación con otros dos millones. Además son importantes también los ocho millones en accesos, los siete millones en cultura y un millón para la llegada de banda ancha a todo el territorio, uno de los capítulos que más ha crecido.

Comentarios