‘Valle de Chistau, un pedazo del Pirineo’, un libro de paisajes y experiencias

alfonso grau

Graus y Benasque acogían, esta semana, la presentación de ‘Valle de Chistau, un pedazo del Pirineo, el primer libro de su autor, Alfonso Ferrer, que obtuvo, en 2014, el premio Félix de Azara de la DPH de Ayuda a la Edición. Son 132 páginas y 145 fotografías que tienen en el paisaje y en la relación hombre-naturaleza, el hilo conductor. El libro, de gran formato, se divide en cuatro capítulos, siguiendo las estaciones del año, y, cada uno de ellos, se abre con un pequeño relato.

Audio sin título
Audio sin título

Alfonso Ferrer, aunque nació en Zaragoza, vivió una infancia y juventud muy ligada al valle de Chistau porque el origen de su familia paterna está en el pueblo de Serveto. Explicaba que el libro nación mucho antes de que él se diera cuenta porque es una tierra que, poco a poco, fue calando en él y, precisamente, son esas vivencias y ese vínculo afectivo, lo que ha intentado reflejar en las páginas del libro en las que invirtió más de 7 años hasta que la publicación vio la luz en 2015.

Todas las fotografías son en color, pero con una luz y temática distinta en función de la estación. En invierno, predomina el blanco y la sensación de silencio, en primavera y verano, los colores, las montañas y los animales y, en otoño, las boiras y los primeros fríos y nieves.

Cada capítulo se acompaña de un cuento, escrito por él mismo, como homenaje a su padre y también a la tradición oral de los pueblos donde las historias se cuentan de una generación a otra.

A pesar del tiempo invertido, y de la autoedición y autopromoción, las experiencia ha sido tan positiva, decía el autor, que le han quedado ganas de embarcarse en otros proyectos.

Comentarios