La Guardia Civil tuvo que realizar dos rescates de montaña en Nochevieja

La Guardia Civil tuvo que emplearse durante la última noche del año con dos rescates, uno de ellos empezó en 2016 y terminó en 2017, en los Mallos de Riglos, al rescatar a dos montañeros franceses que no podían continuar, y que finalmente de madrugada fueron rescatados ilesos por el EREIM de Huesca. Además dos personas extraviadas en el Valle de Eriste, también resultaron ilesas tras la ayuda del GREIM de Benasque, aunque éstos terminaron su operación antes de las uvas.

Puedes ver el vídeo pulsando este enlace, en una página de Facebook llamada greim.es

El sábado 31 de diciembre, alrededor de las 18:20 horas de la tarde se recibió una llamada en la sala 062 de la Guardia Civil de Huesca por parte de la responsable del refugio de Riglos, comunicando que dos escaladores se encontraban realizando la vía de escalada “Zulu Demente” del mallo de la visera y no pueden continuar.

Por parte de los especialistas del EREIM de montaña de la Guardia Civil de Huesca, se logra contactar por teléfono con uno de los escaladores, quien confirma lo relatado por la persona alertante, a lo que añaden, que se encuentran ilesos y están realizando el último largo de la vía siendo éste el de mayor desplome y dificultad, no pudiendo continuar debido a la niebla, el frío y el cansancio, a lo que los especialistas le aconsejan que continúen progresando hasta la cumbre de la manera más fácil, utilizando la cuerda de instalación.

Una vez llegan los componentes del EREIM a la zona, inician el ascenso por un sendero hasta la cumbre, logrando llegara la cumbre tras una hora de marcha de aproximación, bajo unas duras condiciones climatológicas, para posteriormente iniciar un descenso por una pared extra-plomada. Tras esta maniobra logran contactar físicamente con los escaladores, dándoles caldo caliente, agua y comida. Instantes después se les equipa con todo lo necesario para el ascenso por la cuerda fija instalada, estando asegurados permanentemente por otra cuerda.

Tras 30 minutos se puede observar como los escaladores (una mujer y un hombre, franceses de 40 y 65 años respectivamente) les cuesta progresar, por lo que los componentes del EREIM deciden modificar el método de progresión, haciéndolo mediante contrapesos, izando a ambos sin mayor complicación, hasta la reunión montada en la cumbre.

A las 00:00 llegan los escaladores junto a los especialistas hasta la cumbre, y desde allí inician a través de un sendero la bajada, finalizando el rescate sobre las 02:00 del 1 de enero de 2017, resultando ambos escaladores ilesos.

Por otra parte, el GREIM de Benasque tuvo que salir en búsqueda de dos personas extraviadas en el valle de Eriste, término municipal de Sahún, al haberse recibido aviso de este suceso sobre las 18:30. Estas personas fueron localizadas aproximadamente una hora después en perfectas condiciones físicas. Tras ser localizados y ofrecerles comida y agua se les desciende hasta llegar a su vehículo particular, donde se les deja en perfectas condiciones, alrededor de las 21:30.

Comentarios