La venta de vehículos aumentó en 2016, aunque sigue preocupando la antigüedad del parque

Concesionario coches automóviles

Diciembre obtuvo, un mes más, cifras positivas en las ventas del sector del automóvil en el Alto Aragón, con un aumento del 11,60%. En el acumulado de los doce meses del año, el aumento en la provincia ha sido del 6,17%. En diciembre, se matricularon 404 turismos y todoterrenos, 42 más que en el mismo mes del año anterior. Y del 1 de enero al 31 de diciembre, se matricularon en la provincia 4.390 vehículos, frente a los 4.135 de 2015, con un incremento del 6,17%, y una clara tendencia al alza a lo largo de todo el año.

De los 404 vehículos vendidos en diciembre en la provincia, 276 fueron para uso particular, con un incremento del 12,7%, puesto que el año pasado se habían vendido 245. Para empresas, se vendieron 120, frente a los 116 de diciembre de 2016, lo que supone un 3,4%. Y en lo que es el acumulado de los doce meses, el incremento de venta de vehículos particulares se sitúa en un 8,1% más (2.876 frente a 2.661), mientras que la venta de vehículos de empresa sigue siendo positiva, aunque de forma muy leve, con un 0,7% (1.476 frente a 1.466).

En Aragón, el incremento en este pasado mes ha sido del 3,2%. Se vendieron 2.218 vehículos, mientras que en 2015 se vendieron 2.149. Las cifras en Zaragoza también fueron positivas, un 3,76% más, mientras que en Teruel los datos fueron negativos, ya que se matriculó un -14,68%.

El presidente de la patronal de los concesionarios FACONAUTO, Jaume Rorua, afirma que el mercado en 2016 se ha comportado exactamente tal y como habían previsto. El dato final de matriculaciones se acerca a velocidades que se pueden considerar como de velocidad de crucero para el sector, en una economía como la española. La valoración general del año que se acaba de cerrar es positiva, y en lo que respecta a los concesionarios pueden, con cautela, dar por aparcada la crisis, a pesar de las dificultades que todavía arrastran. Al respecto, y alineados con la CEOE, aseguran que no es una buena noticia el incremento de la carga fiscal que están sufriendo. Otro de sus retos es impulsar una renovación intensiva y continuada del parque automovilístico español, cuya edad media ya roza los 12 años. Esta es, en gran medida, la mejor solución al problema de la calidad de aire, y esperan que así lo entiendan nuestros gobernantes.

Desde Anfac consideran un dato preocupante la antigüedad del parque de vehículos en circulación, con una media de 12 años al cierre de 2016. Al igual que lo es que más de 7 millones de los vehículos que circulan en nuestro país tengan 15 o más años de antigüedad. Son vehículos mucho más contaminantes y menos seguros que los actuales. Por ello, consideran muy necesario un plan integral de incentivos para reducir la edad media del parque.

Según el presidente de GANVAM, Juan Antonio Sánchez Torres, lo que hay que hacer es articular medios que incentiven el rejuvenecimiento del parque, lo que además le hará un gran favor a vendedores y talleres, ayudando incluso a la creación de empleo. Hablan de, entre otras cosas, adecuar el Impuesto de Circulación a criterios medioambientales para penalizar a los coches más antiguos y, por otro, configurar planes que permitan la retirada de la circulación de los vehículos más viejos y contaminantes.

Comentarios