Preocupación por la calidad de las aguas por una granja porcina en Graus

Ecologistas en Acción Ribagorza ha remitido un escrito a la comisaría de aguas de la CHE ante una nueva solicitud de instalación de granja porcina para 1.999 plazas en el término municipal de Graus, para que realice cuantas actuaciones sean de su competencia al objeto de garantizar el buen estado de las masas de agua presentes en la zona de afección de la instalación ganadera.

La petición viene motivada por la cercanía de la instalación proyectada al barranco del Cepillo y a un aprovechamiento industrial de agua mineral (aunque sin actividad en la actualidad), la complejidad del acuífero existente en la zona dada la lentitud de su recarga, la fragilidad de su equilibrio y su alta vulnerabilidad a posibles vertidos accidentales, unido a que la comarca de la Ribagorza soporta un número muy importante de instalaciones de ganadería intensiva de porcino que han producido algunos episodios de vertidos.

Consideran, además, desde Ecologistas que el organismo de cuenca debe ser el garante de la calidad medioambiental y de las aguas, asegurando su actuación ante la posible contaminación generada por la actividad agroganadera.

Existen, según se explica desde la asociación que existen inconvenientes en el proceso de información pública del citado proyecto, tal y como expusieron los vecinos en el período de alegaciones, y que se observan déficits en los aspectos técnicos del proyecto y anomalías en las distancias a otras instalaciones y en las pendientes de la parcela donde se asienta.

En el escrito, exponen también que el Ayuntamiento de Graus estableció, en su momento, un perímetro de protección del acuífero con la intención de salvaguardar la calidad del mismo, y que, existen grandes posibilidades de contaminación por escorrentía, además de dudas razonadas, señalan desde Ecologistas, sobre la capacidad real para el abastecimiento de agua de la instalación que se solicita, puesto que puede comprometer el abastecimiento de boca de otros núcleos habitados.

Considerando la suma de impactos, los errores o lagunas detectadas en la documentación y la vulnerabilidad del entorno donde se pretende instalar, solicitan a la comisaría de aguas de la CHE que realice las acciones que sean necesarias para garantizar el buen estado de las masas de agua cercanas a la zona de afección de la instalación ganadera.

Comentarios