Más de 70 personas son atendidas en la provincia por el Programa de Promoción de la Autonomía Personal para dependientes leves y moderados

mayores

Más de 70 personas son atendidas en la provincia por el Programa de Promoción de la Autonomía Personal para dependientes leves y moderados

El Programa de Promoción de la Autonomía Personal, destinado a personas dependientes leves o moderadas (grado I y grado II), cuenta ya con 171 usuarios, una cifra que supera las previsiones iniciales. Por provincias, en Teruel en estos momentos se benefician del programa 34 personas; 65 lo hacen en Zaragoza y 72 en Huesca.

 El gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Joaquín Santos, muestra su satisfacción por estas cifras, ya que en poco más de un mes (el programa arrancó el 16 de noviembre) se ha pasado de una cifra inicial de 90 personas a las 171 que se han registrado a finales de año. En los próximos días se incorporarán 55 más que ya han aceptado el servicio.

 “Hemos conseguido alcanzar uno de nuestros objetivos para 2016, que era poner en marcha una nueva prestación para los dependientes leves y moderados”, asegura Joaquín Santos.

 El programa se está desarrollando en 18 centros y hogares de mayores de las tres provincias. En Teruel lo atienden centros de la capital, Alcañiz y Andorra; en la provincia altoaragonesa se desarrolla en Barbastro, Monzón, Huesca, Sabiñánigo, Jaca y Fraga, mientras que en Zaragoza está disponible en Tarazona, Borja y Calatayud, y en seis centros de la capital.

 El servicio que se ofrece a estas personas dependientes consiste entre 12 y 15 horas mensuales, ofrecidas en grupos de 5 ó 6 personas, de terapia ocupacional y/o fisioterapia. Al mismo tiempo, se va a ofrecer formación tanto a las personas en situación de dependencia como a sus cuidadores habituales. El objetivo es mejorar el conocimiento de estrategias concretas de abordaje de la situación concreta que están viviendo y, así, mejorar su calidad de vida.

 También se ofrece a los cuidadores la posibilidad de participar en grupos de apoyo emocional e incluso a las personas en situación de dependencia, dependiendo de la demanda. Joaquín Santos insiste en que “este servicio está centrado en la atención a la persona, un servicio personalizado en el que su participación activa es muy importante”.

Comentarios