El PAR de Huesca pide al ayuntamiento la mejora de seguridad y tránsito en la prolongación de la calle Estrecho Quinto hacia ‘Coso Real’ y Miquera

estrecho quinto

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) solicita públicamente al ayuntamiento de la ciudad que “realice las gestiones y actuaciones necesarias a fin de llevar a cabo el acondicionamiento con plena seguridad para conductores, peatones y ciclistas, del tramo de prolongación de la calle Estrecho Quinto, en el barrio de Santiago, que enlaza a la zona del centro comercial Coso Real y lleva hacia el Camino de Miquera. Por numerosas razones, se ha transformado en una vía peligrosa que exige una intervención urgente”.

Según el PAR de Huesca, ese tramo de unas decenas de metros presenta unas características que generan un riesgo notable: es estrecho, su firme se encuentra deteriorado, está delimitado por muros a un lado y una acequia convertida en zanja que incluye un árbol al otro lado, no ofrece aceras sino un breve y sinuoso sendero en ambos arcenes creado espontáneamente por el tránsito de personas, no está iluminado, ni señalizado y concluye en la intersección sin visibilidad con la avenida o calle de la Marina Española, a causa de una pared en ángulo y la falta de alineación de las calzadas.

El comité oscense del Partido Aragonés explica que “ese itinerario es el acceso posterior al centro comercial, generando ya intenso tráfico de vehículos, pero además ha sido adoptado por muchos conductores como alternativa para dirigirse desde la ciudad a la entrada y enlace de la autovía A-23 o la carretera de Ayerbe, evitando un rodeo por otras calles y rotondas. De esta manera, la intensidad se ha incrementado, unida a que muchos vecinos toman ese tramo a pie o en bicicleta para sus paseos de ocio activo y saludable por el Camino de Miquera y la malla de recorridos en el entorno de Huesca”.

“La reurbanización de los polígonos inmediatos -añade el PAR de Huesca- dejó esa parte sin acondicionar, lindante con solares de otros propietarios, de manera que sería preciso gestionar el ensanche de la calle al objeto de realizar la inversión necesaria que, por la longitud del paso, no sería gravosa y sin embargo, en cualquier caso, resulta imprescindible para garantizar un tránsito fluido y seguro a los muchos oscenses que lo utilizan cada día”.

Comentarios