Tras las nevadas las estaciones trabajan en dejar las pistas en las mejores condiciones posibles

La nevadas en zonas de montaña están siendo protagonistas en las últimas horas. La nieve ha sido bienvenida en los centros invernales del Pirineo Aragonés, en las estaciones de esquí alpino y las espacios nórdicos. El trabajo se centra en la actualidad en dejar las pistas en las mejores condiciones posibles, para la práctica del esquí. El viento está dificultando en funcionamiento normal de los remontes.

Los centros invernales, debido principalmente al viento están funcionando de forma parcial. La calidad de la nieve es polvo y los espesores han aumentado. En parte alta superan el metro de nieve y en zonas como el Amprui en Cerler llegan a los 165 centímetros

Pascual Pérez, director de montaña de la zona Formigal-Panticosa, ha destacado el trabajo que ahora hay realizar para dejar las pistas en las mejores condiciones posibles, dado la cantidad de nieve que cae y el viento que hace que la superficie esquiable sea irregular.

Las precipitaciones de nieve sirven para ampliar la superficie esquiable. Sobre todo las nevadas están siendo muy bien acogidas en los espacios nórdicos que ahora han puesto en marcha sus circuitos.

Las nevadas también han provocado que el riesgo de aludes suba en zonas de montaña donde las pistas no están balizadas. En la actualidad, según zonas, tenemos riesgo 3 – Notable o riesgo 4 Fuerte. Desde el centro de prevención de aludes de Canfranc, A Lurte, se recomienda mucha precaución a la hora de salir a la montaña.

En cuanto a la ocupación entre semana, una vez pasado el periodo navideño, hemos comenzado con la afluencia de grupos de escolares de distintos puntos de España que están celebrando sus semanas blancas, como nos decía Andrés Pita desde la zona 100K Astún Candanchu.

Comentarios