Ángel Pérez y David Cañada son Hijos Predilecto y Adoptivo de Ejea de los Caballeros

david cañada ángel pérez

El Ayuntamiento de Ejea de los Caballeros entregaba los títulos honoríficos de Hijos Predilecto y Adoptivo a Ángel Pérez, obispo de Barbastro-Monzón, y David Cañada, a título póstumo, en un acto que se celebraba este sábado en el Teatro de la Villa con motivo de la Festividad del Voto con la asistencia de 450 personas. La alcaldesa de Ejea, Teresa Ladrero, presidía el acto acompañada por todos los miembros de la corporación municipal.

Ángel Pérez y Laura Longás, viuda de David Cañada, agradecían muy emocionados los reconocimientos. La alcaldesa de Ejea, Teresa Ladrero, destacaba de Ángel Pérez que “el amor que dispensa a la ciudad en la que nació, entre otros logros y méritos, es motivo suficiente para la concesión del título”. Teresa Ladrero afirmaba que “David Cañada era muy querido en Ejea, y nos cuesta mucho entender que es una persona que ya no está entre nosotros. Siempre transmitió los valores positivos del ciclismo”.

El Ayuntamiento de Ejea de los Caballeros en la exposición de motivos destacaba de Ángel Pérez que “la gente lo quiere y lo conoce, siente admiración por la gente sencilla y posee una brillante trayectoria eclesiástica y humana”. Ángel Pérez afirmaba que “me merezco el reconocimiento”.En su discurso destacaba la generosidad y el amor de la gente de Ejea. También recordaba a sus padres, Rodrigo y Carmen, y en especial a su hermana Conchita, ya fallecida.

David Cañada era nombrado Hijo Adoptivo, a título póstumo. El Ayuntamiento decidía conceder este título porque David Cañada “era un “hombre bueno, humilde y sencillo que supo transmitir los buenos valores del ciclismo como son el compañerismo y la amistad. Además se hizo querer y con su esposa Laura iniciaron un proyecto profesional, eran al mismo tiempo cómplices y socios, “el amor te trajo a Ejea y Ejea te lo reconoce como uno de sus hijos ilustres”.

Además de los dos títulos Honoríficos, se concedían tres medallas de oro de la villa a la entidad Conferencia de San Vicente de Paúl, asociación con 122 años de vida dedicada al ejercicio de la caridad; a Elvira Otal Gasqued, a título póstumo, por su donación al consistorio de la casa y solar de su propiedad en la calle Joaquín Costa, donde ahora se sitúa la residencia de mayores; y a la periodista ejeana Isabel Pérez Pérez, que ejerce su profesión en Gaza desde 2013.

Comentarios