El viento dificulta el funcionamiento de las estaciones de esquí

nieve maquinaría

Las zonas esquiables del Pirineo Aragonés, están abiertas de forma parcial, debido al viento que dificulta el funcionamiento de los remontes. En el valle del Aragón, la zona 100K Astún Candanchú está abierta con 17 kilómetros de zona esquiable que corresponden 12 a la estación de Candanchú y 5 a la estación de Astun. En el valle de Tena en funcionamiento está Formigal con 14 kilómetros, la estación de Panticosa debido al viento está cerrada. En la Ribagorza, Cerler está abierta con 11 kilómetros. En cuanto a los espacios nórdicos está abierta la estación de Somport, a la que se puede acceder con normalidad y sin problemas.

El objetivo que tienen las estaciones es poder estar abiertas en su plenitud de cara al fin de semana, ya que la predicción de las próximas horas señala cielo despejado con bajas temperaturas. Es tiempo ahora de revisar toda la estación y trabajar en las pistas para dejarlas en las mejores condiciones posibles.

En la montaña, según el boletín que publica el centro A Lurte de prevención de aludes de Canfranc, de cara a las próximas el peligro es CONSIDERABLE. Desde A Lurte se hace una llamada de precaución, a la hora de salir a la montaña, ya que a partir del miércoles, lucirá el sol, pero las zonas que no estén balizadas, se encontrarán en una situación complicada. Los aludes pueden producirse de forma natural o accidental y el tamaño puede ser similar al de un coche.

Comentarios