Lorenzo Arracó: “El problema no son los traslados, sino la temporalidad del empleo”

Ante la incertidumbre que planea sobre la organización de los hospitales de la provincia por el próximo concurso de traslados en la sanidad aragonesa, el secretario general del sindicato médico CESM, Lorenzo Arracó, señala que no hay que ver este proceso como una amenaza porque “es lo que necesita la sanidad aragonesa”. El problema, explica, es que el traslado de más de 800 profesionales ha puesto de manifiesto la situación de interinidad en la que se encontraba la sanidad aragonesa. La solución, afirma, debe llegar con la bolsa única de interinos, que deberían cubrir las vacantes que queden vacías en hospitales periféricos.

Para el secretario general autonómico de CESM el sistema se autorregularía si las ofertas de oposiciones y traslados hubieran tenido mayor continuidad, pero además apunta a los límites de la tasa de reposición como uno de los problemas que ha venido agravando la situación. En estos momentos esa tasa en sanidad es del 100%, pero no lo ha sido en los años anteriores y ello ha ido aumentando las plazas necesarias sin cubrir.

Además, añade, que se repongan todas las plazas que se han vaciado no significa que se repongan todas las que están cubiertas de forma interina. La nueva convocatoria de oposiciones reserva 309 plazas de traslados internos y el sindicato habla de 800 vacantes. "Fue una de las razones por las que desconvocamos la huelga de enero", explica, al conseguir un mínimo de 300 plazas.

Mientras tanto, desde hospitales como el de Huesca se muestran preocupados por la consecuencia directa de estos traslados ya que calculan la pérdida de facultativos en muchas especialidades, algunas quedándose en la mitad de su plantilla. Será en febrero cuando se formalicen estos traslados.

Comentarios