"La situación sigue siendo dantesca, el humo tóxico les invade y ahoga las gargantas, a los refugiados de Belgrado"

Esta ha sido la primera impresión que ha tenido el vecino de Sabiñánigo, Luis Alonso, miembro de la plataforma pro-refugiados Alto Aragón a su llegada a la capital de la República Serbia. Que junto a cinco integrantes de la organización, Agujeros en las fronteras, Holes in the Borders, han conseguido entregar 150 abrigos de hombre, que llevaban en una furgoneta alquilada por esta última asociación de activistas independientes, con su base principal en Atenas, donde había partido de uno de los campos de refugiados griegos.

Alonso ha comentado que “muchos refugiados permanecen en el suelo, tumbados bajo mantas, entre inmundicias de todo tipo..., El frio intenso, la nieve, el cielo plomizo se conjuran para crear una atmósfera apocalíptica”.

Ha precisado que “parece mentira que pasados tantos días todo siga casi igual,han colocado unos calefactores que meten aire caliente, que se pierde por las ventanas rotas y puertas inexistentes”. Destaca dentro de este caos que “ la policía no les ha puesto problemas en el transporte de ropa de abrigo, y parece que como en Atenas, hay que decidirse y ponerse manos a la obra , con acciones directas”.

Tienen previsto en las próximas horas el coordinarse con otros voluntarios ingleses, que, como ellos, vienen a actuar, “ en concreto con el tema de la evacuación del humo tóxico en las zonas de acogida”.

Salían en la mañana de lunes día 16 desde Grecia, donde se encontraba colaborando, Luis Alonso, en uno de los campamentos de refugiados. En el caso de Belgrado la situación es dramática, con campamentos superpoblados o en instalaciones de acogida informales, la ayuda humanitaria está prácticamente prohibida y unos 2.000 inmigrantes duermen en edificios abandonados a unas temperaturas que se desploman hasta los 20 grados bajo cero.

Comentarios