'Que Dios nos perdone', próxima cita en el ciclo de cine 'La Mirada de Harry' en Barbastro

El cine español, coincidiendo en el tiempo con la entrega de los Premios Goya, es el gran protagonista del arranque de este nuevo trimestre del Ciclo de cine independiente La Mirada de Harry, con los estrenos de dos de las películas con mayor proyección del año, Tarde para la ira, de Raúl Arévalo (proyectada el pasado jueves), y Que Dios nos perdone, de Rodrigo Sorogoyen, ambas protagonizas por Antonio De La Torre. A estos estrenos les seguirán otros cuatro programados por el Área de Cultura que mantendrán el horario (22 horas), el espacio (cine Cortés) y el precio (3,5 euros).

QUE DIOS NOS PERDONE

El próximo jueves 2 de febrero llegará a este ciclo Que Dios nos perdone, de Rodrigo Sorogoyen, cinta que cuenta con seis nominaciones a los Premios Goya, incluyendo Mejor película, director y actor, además de siete a los Premios Feroz. Otro de los grandes nombres de esta película, Roberto del Álamo, acaba de alzarse con el Premio Forqué al Mejor actor.

En agosto de 2011, la crisis económica, el Movimiento 15-M y millón y medio de peregrinos esperando la llegada del Papa, conviven en un Madrid más caluroso, violento y caótico que nunca. En este contexto, los inspectores de policía Alfaro (Roberto Álamo) y Velarde (Antonio de la Torre) deben encontrar al que parece ser un asesino en serie cuanto antes y sin hacer ruido. Esta caza contrarreloj les hará darse cuenta de algo que nunca habían pensado: ninguno de los dos es tan diferente del asesino.

SOLO EL FIN DEL MUNDO (V.O.S.E.)

El 16 de febrero le tocará el turno a la primera de las dos películas en versión original subtitulada de este trimestre, Solo el fin del mundo, Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes. Dirigida por Xavier Dolan, nos cuenta la historia de un joven escritor que regresa a su pueblo natal para anunciar a su familia que pronto morirá. Vive entonces un reencuentro con su entorno familiar, una reunión en la que las muestras de cariño son sempiternas discusiones, y la manifestación de rencores que no queremos dejar salir, aunque delaten nuestros temores y nuestra soledad.

LA DONCELLA (V.O.S.E.)

La otra película en versión original subtitulada del trimestre, que llegará quince días después, es la surcoreana La doncella, de Park Chan-Wook, Premio del Público en el Festival de Sitges y nominada a mejor película de habla no inglesa en los Satellite Awards y Critics Choice Awards.

Ambientada en Corea, en la década de 1930, durante la colonización japonesa, una joven, Sookee, es contratada como criada de una rica mujer japonesa, Hideko, que vive recluida en una gran mansión bajo la influencia de un tirano. Sookee guarda un secreto, y con la ayuda de un estafador que se hace pasar por un conde japonés, planea algo para Hideko.

BAR BAHAR

El 16 de marzo le tocará el turno a la cinta israelí Maysaloun Hamoud Bar Bahar, Premio TVE Otra mirada en el festival de San Sebastián y Premio NETPAC (Mejor film asiático) en el Festival de Toronto.

Salma, Laila y Nur no encajarán nunca. Palestinas con pasaporte israelí, optan por vivir una vida de libertad en Tel Aviv, lejos de sus lugares de origen. Las tres buscan el amor, pero como jóvenes palestinas pronto se darán cuenta de que una relación escogida por ellas no es algo fácilmente alcanzable. Tendrán que elegir su lugar en el mundo, sea en la ciudad o en sus pueblos.

TONI ERDMANN

El ciclo de cine independiente despide el trimestre con la premiada Toni Erdmann, de Maren Ad, Mejor película, director, guión, actor y actriz en los Premios del Cine Europeo; Premio FIPRESCI en el Festival de Cannes; y nominada a mejor película de habla no inglesa o extranjera en los Globos de Oro, Critics Choice Awards, Premios Independent Spirit y Satellite Awards, entre otros.

Esta cinta alemana está protagonizada por Inés, una mujer que trabaja en una gran empresa alemana establecida en Bucarest. Su vida está perfectamente organizada hasta que su padre Winfried llega de improvisto y le pregunta ”¿eres feliz?”. Tras su incapacidad para responder, sufre un profundo cambio. Ese padre que a veces estorba y que la avergüenza un poco le va a ayudar a dar nuevamente sentido a su vida gracias a un personaje imaginario: el divertido Toni Erdmann.

Comentarios