Pablo Ferrer y Arnau Figueres, del Quebrantahuesos RC, en el Campus de Alto Rendimiento de la Federación Española de Rugby

Representantes del Quebrantahuesos Rugby Club comparecían en el Hotel Mas Monzón para informar sobre cuestiones de actualidad relacionadas con el club. Los intercambios con clubes de otros países, el “Proyecto nido” o la presencia de dos de sus jugadores en el Campus de Alto Rendimiento de la Federación Española de rugby, convirtiéndolos en los únicos seleccionados por la provincia de Huesca, centraron la rueda de prensa.

En dicho Campus se juntaron los 30 mejores del rugby español sub18. Para el Quebrantahuesos fue un hito importantísimo, así como un premio al trabajo de la Escuela de Rugby y de los jugadores. Se trata del foncense Pablo Ferrer y el montisonense Arnau Figueres. Ambos calificaban la experiencia como muy gratificante y se mostraban encantados con los aprendizajes obtenidos durante los cinco días que duró este campus, celebrado en Madrid.

Alejandro Lejeren, delegado de campo y ayudante de los cadetes, afirmaba que “Monzón respira rugby”. Según explicaba, a pesar de la corta historia del club, que fue creado hace cinco años, ya han obtenido importantes logros. Han crecido en todas las categorías, hasta llegar a las más de 200 fichas: senior, femenino, cadete y escuelitas. Mención especial merece la categoría senior, donde hay dos equipos (A y B). El A actualmente permanece como líder invicto de la Liga Aragonesa.

Asimismo, se refería a los intercambios de jugadores. Actualmente, al Quebranta se ha unido Guillermo Molina, un joven argentino al que la próxima semana se sumarán dos compatriotas más, que estarán por la zona durante tres meses practicando este deporte. También uno de los jugadores altoaragoneses ha cruzado el charco para jugar en un club de la ciudad de Rosario. Según Alejandro, se trata de una experiencia piloto para conseguir que sus jugadores más destacados puedan profesionalizarse dentro de este deporte en otros países donde haya tradición.

Diego Dieste, capitán del senior y miembro de la junta, explicaba que estos intercambios se enmarcan en el “Proyecto nido”. En ese sentido, ya están alcanzando convenios con clubes de Francia y Argentina. En el caso francés, sería con un club que milita en la mejor liga del mundo. El objetivo es estandarizar la formación que dan a sus jugadores para que éstos puedan continuar con su formación deportiva y académica en el país vecino y convertir al Quebrantahuesos en una filial de dicho club.

Comentarios