Los afectados por la variante de Jaca siguen pidiendo un trazado más alejado de la ciudad

El pleno del Ayuntamiento de Jaca de este mes de enero estaba marcado por las quejas de algunos ciudadanos que van a ser expropiados por la variante de Jaca. Han creado una Plataforma y piden al consistorio que rechacen el trazado por cuestiones medioambientales y económicas. Para el alcalde, Juan Manuel Ramón, la variante es necesaria y su trazado por La Solana el elegido por unanimidad en el consistorio hace más de 10 años. Por ello, por “coherencia” y por “interés general” se mostraba partidario de que el proyecto continúe.

Tomaban la palabra tres afectados para esgrimir sus razones. Hablan de la contaminación que provocará un nudo de comunicaciones por el que deberán pasar miles de vehículos diarios como parte de un corredor entre el Mediterráneo y el Cantábrico. Consideran que ello no beneficiará a la población jacetana y que la afección paisajística perjudicará a las aspiraciones turísticas den entorno. Aseguran que es la opción más cara y la que frena mayores oportunidades de futuro y por ello piden que se paralice y se abra un periodo de reflexión sobre un nuevo trazado.

Juan Manuel Ramón argumentaba que el consistorio no tiene capacidad para cambiar el trazado en un momento tan avanzado de la licitación y considera que los beneficios superan los perjuicios en aspectos tanto de seguridad como de contaminación y atascos. Reflejada su postura sí se comprometía a que el consistorio esté vigilante para que las obras sean lo más rápidas posible, cumplan los compromisos y se ejecuten reposiciones por la afección medioambiental. Detallaba las tres opciones que el Ministerio dio en su momento y asumía como propia la decisión que votó el consistorio en el año 2001 para elegir el trazado que perjudica a los afectados hoy en día.

Explicaba que el consistorio realizó varias alegaciones que consiguieron la inclusión en el proyecto de un falso túnel que unirá la Tejería con la zona del hospital evitando la separación de ambas zonas. Otra alegación aceptada fue la de usar terrenos municipales como vertedero durante las obras.

El pleno municipal no votaba la propuesta ciudadana presentada por estos particulares por cuestiones formales. El alcalde explicaba que no había dado tiempo de estudiarla para incluirla en el pleno, pero se espera el debate de todos los grupos municipales para el próximo.

El pleno aprobaba otros asuntos como el Reglamento de Material y Vestuario para el Personal municipal, que el PP votaba en contra por no incluir su propuesta y no haber incluido a un representante municipal de la oposición en las negociaciones. Por otro lado todos los grupos votaban a favor la propuesta de denegar la solicitud de bonificación del Impueto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana solicitado por la empresa Martinsa-Fadesa, unos terrenos de Badagüás que hoy pertenecen a la empresa Sociedad Deportiva Badagüás. El pleno también conocía los informes de cumplimiento de pago a proveedores. El Ayuntamietno de Jaca paga a sus proveedores con una media de 30 días desde la presentación de la factura.

En ruegos y preguntas de los grupos municipales el alcalde informó que la Consejería de Sanidad había recibido una petición para que los partidos representados en el consistorio se reúnan en la consejería para hablar del Plan Estratégico del Hospital.

Comentarios