La provincia de Huesca perdió en 2016 un total de 170 autónomos

Aragón cerró el pasado año con malas noticias en lo que a autónomos se refiere. Frente al crecimiento registrado de forma nacional, con 25.479 nuevos autónomos (un 0,8% más), la comunidad autónoma acusó un descenso de 479 autónomos, lo que supone un descenso del 0,5%. Es la sexta mayor pérdida a nivel nacional de las ocho comunidades autónomas, que vieron disminuir su monto de empresarios. Por su parte, la provincia de Huesca perdió 170 autónomos, lo que porcentualmente es un 0,7% menos. El mayor número de empresarios por cuenta propia, en el Alto Aragón, se concentra en agricultura, seguido de comercio. La Asociación Autónomos Aragón critica al gobierno autonómico y le pide mayores esfuerzos para defender a quienes son grandes generadores de empleo.

En diciembre de 2016, la provincia tenía 22.682 autónomos, frente a los 22.852 del año anterior. A lo largo del año, se perdieron autónomos en agricultura (-55), construcción (-87), Hostelería (-45), comercio (-39), actividades financieras y seguros (-11), actividades artísticas y de entretenimiento (-4), y en otros sectores (-31).

Por el contrario, aumentó el número de autónomos en industria (8), transportes (13), información y comunicación (5), actividades inmobiliarias (5), actividades profesionales, científicas y técnicas (18), actividades administrativas (1), educación (31) y actividades sanitarias (17).

En agricultura hay 6.996 autónomos. En industria 1.461; en construcción, 2.714; en comercio 3.674; en hostelería 2.302; en transportes 764; en actividades profesionales, científicas y técnicas 1.242; en actividades administrativas 528; en educación 463; en actividades sanitarias 495; o en actividades artísticas y de entretenimiento, 362. Hay 1.122 autónomos en otros sectores no conceptuados.

Según Mayte Mazuelas, presidenta de ATA, Autónomos Aragón, los autónomos no pueden esperar, por lo que hay que impulsar con urgencia las medidas aprobadas a final de año en el Congreso. Pero no solo eso: recuerdan que el gobierno autonómico debería ser consciente de la importancia del colectivo autónomo, de más de 105.000 personas, poniendo todos los esfuerzos en frenar el elevado número de bajas que se están produciendo. Mazuelas añadía que los autónomos son el motor de la creación de empleo, tanto en España como en Aragón, y ahora están en una situación crítica. Por ello, si no se toman las medidas necesarias que impulsen la aparición de nuevos emprendedores y, por supuesto, que ayuden a mantener las actividades que ya están en marcha, no podrán hablar de una recuperación del tejido productivo ni del empleo en la región.

Para la Asociación ATA, hay que fijar como prioridad que en la región haya más autónomos, y lo que es más importante, que haya más autónomos empleadores. Los trabajadores por cuenta propia, aseguran, son una fuente de empleo, y además de empleo estable, a la que hay que impulsar y ayudar.

Comentarios