El PAR denuncia que la DGA no prevé impulsar este año los nuevos centros de salud de Huesca, Binéfar, Barbastro o Broto ni mejorar el Hospital San Jorge

Jesús Guerrero y Lucía Guillén, diputados del Partido Aragonés por Huesca, han denunciado públicamente “las graves carencias del primer borrador de presupuestos para 2017 del Gobierno de Aragón PSOE-CHA, en particular en materia de Sanidad para los altoaragoneses”. Guerrero y Guillén han analizado las primeras informaciones transmitidas por el gobierno y “con reservas ante unas cifras incompletas, se deduce que los vecinos de Huesca, Barbastro, Binéfar o Broto deberán esperar un año más al menos, para la construcción o ampliación de los centros de salud que necesitan ya. Tampoco está prevista la mejora de las urgencias en el Hospital San Jorge que tanta prioridad se le otorgó. Es la única conclusión posible, a la vista de que el gobierno hace publicidad de otras inversiones en infraestructuras sanitarias pero ni menciona los proyectos de aquí, todos ellos de elevado presupuesto que necesitarían partidas destacadas”.

Los diputados del PAR citan como ejemplo, “casi sangrante, el nuevo centro de salud de Los Olivos en la ciudad de Huesca, que ya tiene suelo cedido y proyecto constructivo. Sólo falta la voluntad pero se destina una partida a arreglos en el viejo Santo Grial que no alcanzan a su reforma integral pero quizá le sirvan al gobierno para justificar que sigue en uso”.

Jesús Guerrero y Lucía Guillén han valorado que “todo ello, es una muestra del despropósito de este gobierno hacia las necesidades reales de los aragoneses, además de una actitud política de bloqueo e inestabilidad: no es capaz de llegar a acuerdos con los que quiere hablar pero ni quiere dialogar con otras fuerzas políticas, a la vez que no presenta los datos completos del presupuesto pero lanza un ‘powerpoint’ de pura propaganda”.

Desconsideración del consejero de Sanidad hacia el Alto Aragón

A juicio de los representantes del Partido Aragonés, “esta situación y perspectivas, se une a la desconsideración hacia el Alto Aragón manifestada por el consejero de Sanidad en sus declaraciones sobre la falta de médicos. La realidad es que evidencia su falta de gestión absoluta para poner en marcha medidas eficaces a fin de cubrir las plazas vacantes. Una muestra es lo sucedido en el Hospital de Jaca con oferta de contratos inaceptables para los especialistas. Si cree verdaderamente en el equilibrio territorial y social de Aragón y en el mejor servicio sanitario para los aragoneses, tiene que priorizar y primar esas plazas pero no lo hace y se excusa diciendo que prefieren vivir en Zaragoza. Su partido le critica aquí y Lambán lo defiende. Ese barullo interno deja a la vista una penosa debilidad de criterios sobre el futuro de esta tierra que, sin embargo, no va a matizar sus palabras e inacción”.

Comentarios