Los danzantes de Graus llevan la Pasión por la Tradición a Fitur

El Grupo de Dances y Albadas de Graus ejerció, este sábado, en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de embajador de la Ribagorza dando a conocer, al público que visitaba el pabellón 7, la Pasión por la Tradición de las fiestas de Graus. Danzantes de espadas y de cintas, repatanes, danzantas y gaiteros, intentaron ofrecer una pequeña muestra, de los bailes, que son uno de los actos principales de las fiestas grausinas, y también de la gastronomía de la tierra, llevando hasta Madrid el sabor de la longaniza de Graus.

Fueron dos las actuaciones que realizaron en el stand de Aragón mostrando el baile de las espadas y el de las cintas con algunas variaciones para adaptarlos al espacio del que disponían en el stand de Aragón.

La primera de ellas, comenzó a las 13 horas, con la presentación por parte del técnico de turismo José Manuel Betato, tanto del municipio, como de las fiestas, y la proyección de un vídeo aéreo de Graus. Tras repartir longaniza de Graus y vino del territorio, entre el númeroso público que, en ese momento, visitaba el stand, comenzaron los dances mientras de fondo se podía ver el vídeo de 'Pasión por la tradición'. Primero, las espadas, con tres cuadernas, incluida la del medio, interpretando uno de las tres mudanzas, de las que consta y, después, las cintas, con el sonido de La Zaida, con cuatro parejas, que no pudieron bailar en torno al palo, por problemas de espacio, pero sí, el pasamanos, el canastillo, los saludos, el cruce y la recogida.

La actuación concluyó con el canto de una albada por Laura Puerto acompaña por Mariano Pascual a la gaita.

A continuación se trasladaron al pabellón 9, al stand de España, recorriendo parte del pabellón de las comunidades autónomas, en pasacalles, como hacen por las calles de Graus, abierto por el estandarte y los repatanes, e intercambiando golpes de espadas a ritmo de La Cardelina. En el stand de Turismo de España, ofrecieron versiones más largas de ambos dances, con el Allá Arriba y La Culebreta, en el caso de las espadas, y, por lo que respecta a las cintas, con el mayo, en torno al cual, trenzaron y destrenzaron, con el sonido de La Polka Vieja interpretado por los cuatro gaiteros qye se desplazaron a Madrid. También fue mucho el público que logró reunir esta actuación.

La última de las actuaciones tuvo lugar por la tarde. Se repitió el programa de la mañana, concluyendo con una albada interpretada por todo el Grupo de Dances y Albadas.

Pese a lo largo del viaje, puesto que, el trayecto a Madrid lo realizaron en autobús y los nervios, por la magnitud del escaparate que es Fitur, todos quedaron satisfechos con la promoción, que esta oportunidad supuso para la Ribagorza, en general, y Graus, en particular.

Comentarios