Balance muy satisfactorio de Aragón en FITUR

fitur aragón

Balance muy positivo de la directora general de Turismo, Marisa Romero, sobre la presencia de Aragón en FITUR, que se clausuraba este domingo. El turismo de naturaleza, la cultura y la gastronomía han centrado los actos principales en la feria desde el miércoles hasta el domingo. En paralelo, más de un centenar de reuniones con diferentes sectores implicados en el turismo: agencias de viaje, oficinas de turismo de España en distintos países, reuniones con empresas de promoción online, encuentros con departamentos de turismo de otras Comunidades Autónomas… toda una red desde la que trabajar la promoción durante el próximo año.

En el último día de feria, abierto al público general, la gastronomía ha sido la protagonista con las catas de vinos de las cuatro denominaciones de origen y la presencia de “Alimentos de Aragón”. Manuel Blasco, representante de Enoturismo de Aragón explica el enorme potencial del enoturismo de Aragón e invita a seguir desarrollando este producto en Aragón.

Los alimentos aragoneses con calidad diferenciada cuentan en Fitur con un espacio gastronómico dentro del estand de Aragón donde poder promocionar y mostrar todo su potencial. Así, productos genuinamente aragoneses sirven de reclamo para que turistas de todo el mundo elijan a Aragón, además de por su riqueza natural y arquitectónica por su valor gastronómico.

De esta forma, los alimentos aragoneses disponen de un espacio propio de 22 metros cuadrados bajo el paraguas de Aragón Alimentos, figura promocional de alimentos de calidad diferenciada del Gobierno de Aragón.

Este espacio gastronómico llamado “Sabores de Aragón cercanos a tí" exhibe una muestra permanente de productos y organiza actividades como catas comentadas de cerveza y vino, todo ello encaminado a fomentar el consumo de productos aragoneses con calidad diferenciada.

En esta ocasión, los representados en la exposición permanente son: vino de las cuatro DOP de Aragón, de pago Aylés y de la tierra; productos C’alial como la longaniza de Aragón; de artesanía alimentaria como mermeladas, cervezas, queso y productos derivados del pato; aceite virgen extra de las DOP aragonesas: Aceite Bajo Aragón y Aceite Sierra del Moncayo; hortalizas y azafrán de producción ecológica; Melocotón de Calanda en almíbar; Cebolla Fuentes de Ebro; Jamón de Teruel; cava con denominación de origen y trufa negra de Aragón.

Alimentos de calidad diferenciada

Los alimentos de calidad diferenciada son aquellos productos que están protegidos por una normativa de la Unión Europea que garantiza el cumplimiento de unos requisitos superiores a los exigidos para el resto de productos. Las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) constituyen el sistema utilizado en nuestro país para el reconocimiento de una calidad diferenciada, consecuencia de características propias y diferenciales, debidas al medio geográfico en el que se producen las materias primas, se elaboran los productos, y a la influencia del factor humano que participa en las mismas.

Entre las Denominaciones de Origen Protegidas aragonesas encontramos el Jamón/Paleta de Teruel, el Melocotón de Calanda, el Aceite del Bajo Aragón, el Aceite Sierra del Moncayo y la Cebolla de Fuentes. Mientras que bajo las siglas IGP hayamos al Ternasco de Aragón y alimentos como el Espárrago de Navarra y la Carne de Ávila, que, aunque su origen está en Aragón, parte de su proceso de producción se realiza en esta Comunidad.

Asimismo, otro reconocimiento de excelencia es el sello C’alial, marca de garantía del Gobierno de Aragón. La composición y características, los métodos de producción y elaboración, los niveles de calidad mínimos o las formas de presentación comercial son establecidos de acuerdo con la naturaleza de cada producto. Sin embargo, en todos los casos hay un requisito común: además del control interno de que cumplen con todas las normas del reglamento, los fabricantes de un producto C’alial tienen que contratar los servicios de un organismo independiente y especializado para realizar un control externo.

En la actualidad, alrededor de 40 productos de lo más variado poseen el sello C’alial, entre los que encontramos: arroz, borraja, longaniza, morcilla, huevos, queso, trenza, frutas de Aragón, pastel ruso, pan chusco, entre otros.

Por su parte, la Producción Ecológica pretende impulsar los productos de calidad agroalimentaria que respetan el medio ambiente en su elaboración, sin la utilización de productos químicos, usando abonos de residuos orgánicos. Entre algunos ejemplos encontramos conservas, aceites, cafés o frutas. Además, el sello de Artesanía Alimentaria destaca los productos elaborados por empresas familiares, de forma individualizada y manual, como pueden ser lácteos, miel, azafrán, salazones, vinagres y otros muchos.

De sobras conocidas son las Denominaciones de Origen vitícolas aragonesas: D.O. Calatayud, D.O. Campo de Borja, D.O. Cariñena y D.O Somontano. Todas ellas, cuentan con un consejo regulador que se encarga de garantizar el cumplimiento de las normas de producción que otorgan al producto la calidad que ha sido reconocida. Asimismo, bajo la denominación Vinos de la Tierra encontramos a 45 bodegas aragonesas. Mientras que los “vinos de pago” ocupan el escalafón más alto en la pirámide de calidad vinícola y toman su nombre por pertenecer a un enclave delimitado –un pago- cuyos suelos y clima poseen unas características propias y diferenciadoras de otros puntos de su entorno.

Comentarios