La SD Huesca necesita reaccionar en Tarragona

Alcorcón SD Huesca Alcoraz partido

El equipo se mantiene en la zona media de la tabla, en el puesto 11 con 28 puntos, a pesar de no haber sumando más que un punto en los tres últimos partidos. No se conoce la victoria en 2017 y tampoco se ha marcado un gol. Es el peor momento de los de Anquela de la temporada, aunque la buena primera parte del campeonato le permite seguir teniendo cinco puntos de renta con el descenso y mantener la calma en una 2ª División muy igualada. Eso no quita para que técnicos y jugadores coincidan en que hay que reaccionar lo antes posible y la primera cita será el sábado que viene en el campo del Nástic, colista, pero en clara línea ascendente.

El Huesca ha perdido su frescura en el juego y ya no hace daño a los rivales. En el Alcoraz se había mostrado como un conjunto sólido y difícil de batir, pero en los dos últimos encuentros ante Levante y Alcorcón se han escapado los puntos.

En el equipo hay confianza en que es solamente un mal momento y que hay que seguir trabajando para cambiar ahora esta dinámica. El capitán Juanjo Camacho indicaba que queda mucha liga y que la categoría es muy disputada.

El técnico también, tras el partido con el Alcorcón, lanzaba un mensaje de prudencia en los análisis puesto que la situación del Huesca era muy buena y no por eso estos resultados tienen que llevar al pesimismo. Anquela es de los que quiere seguir mirando al día a día y no obsesionarse con la clasificación, donde se ha visto que para el Huesca va a ser muy difícil estar en la pelea por arriba.

Con todo ello el primer objetivo ahora es el partido con el Nástic el sábado que viene a las 18 horas y donde no estarán el expulsado Akapo, y Melero y Samu que vieron la quinta amarilla. El técnico también fue claro destacando que eso no le preocupaba ya que hay plantilla suficiente para que los salgan lo hagan igual o mejor, como ha sucedido hasta ahora. El martes vuelta a los entrenamientos.

Comentarios