Erentxun, Iván Ferreiro y Sidonie, cabezas de cartel del Polifonik Sound de Barbastro

El Festival de música independiente de Barbastro, el Polifonik Sound, ha presentado el cartel de este año con nombres tan destacados como los de Iván Ferreiro, Sidonie o Mikel Erentxun. “El mejor cartel de sus diez años de historia”, decía uno de sus directores. Veintiún grupos que durante dos días (23 y 24 de junio) transformarán el recinto ferial de Barbastro y, este año también, algunos escenarios de calle u otros emplazamientos. El abono para los dos días está a la venta por 22 euros.

El sábado 24 Mikel Erentxun actuará en la Bodega El Grillo y La Luna en un exclusivo concierto de pequeño formato. El centro de la ciudad será el 4º escenario. Allí pinchará al mediodía la periodista, presentadora y dj Virginia Díaz. En el Paseo del Coso se proyecta la llamada Terraza Turmeón-Polifonik Sound.

El Polifonik Sound cuenta con el apoyo de varios patrocinadores y de la Diputación Provincial de Huesca. Su responsable de cultura, Berta Fernández, ponía en valor la calidad de una propuesta que “comenzó de forma espontánea y se ha profesionalizado hasta llegar a una gestión impecable de sus directores”. Para el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, además de una apuesta por la música es una apuesta por el territorio que ayuda a que esos días se llenen sus hoteles y sume un elemento más de atractivo para visitar la zona.

Los directores del certamen, Iván Arana y Luis Moya, han presentado la programación completa que además de los mencionados incluye a Delafé, ElyEllaDjs, Maga, Full, Varry Brava, Ramón Mirabet, Amatria, Bigott, Tailor for Penguins, Steve Smyth, DJ Maadraassoo, Señores, Stay, Cosmen Adelaida, The Fire Tornados, Valparadiso y El Verbo Odiado. Estos tres últimos son de Aragón. El Verbo Odiado nace en Huesca en el año 2012, de la mano del músico oscense Jorge Pérez.

Todavía no se han cerrado todas las fechas pero sí las de Iván Ferreiro, que actuará el viernes por la noche, y de Sidonie, que lo hará el sábado en el recinto ferial. De todas formas los directores avisan que por el momento la venta es exclusiva de abonos (llevan retirados unos 500) y que sólo se expenderán entradas diarias si no se agotan los abonos. El año pasado cerraron la taquilla de abonos un mes antes de la celebración del festival.

Para los responsables del certamen la baza del festival debe ser su ambiente de comodidad y confort que hacen de Polifonik Sound “uno de esos pequeños festivales boutique en los que aún se disfruta de cerca de los artistas y se dispone de un trato personalizado”.

Comentarios