La Casa Consistorial de Biescas en reformas

ayuntamiento biescas obras

El Ayuntamiento de Biescas ha comenzado los trabajos de rehabilitación de su edificio donde se encuentran las dependencias municipales y la oficina de correos. Su construcción se llevó a cabo después de la guerra civil en el plan de intervención urbanística de la dirección general de Regiones Devastadas que contemplaba la reconstrucción de las zonas urbanas destruidas por el conflicto bélico, formando en este caso un conjunto con los porches, oficina de turismo y el actual centro cívico anteriormente destinado a consultorio médico y residencia de maestros.

Se va a llevar a cabo en dos primeras fases, con la subvención obtenida de 120.000 € de la Diputación Provincial de Huesca dentro de la convocatoria bianual del plan provincial de cooperación 2016-2017, correspondiendo al Ayuntamiento la aportación de 30.000 € para alcanzar el importe total de la obra adjudicada, 150.000€, a la empresa Aguacar. El plazo de ejecución de las obras es de 4 meses, y durante las mismas se ha hecho necesario trasladar la parada del autobús de línea de los porches del ayuntamiento a los porches de la plaza.

El Alcalde de Biescas, Luis Estaún, ha destacado que a esta primera intervención, necesaria y urgente de la envolvente del edifico, le seguirá lo antes posible una reforma interior que supondrá sustituir los forjados de madera, redistribuir el espacio interior, mejorar las instalaciones, el aislamiento y la accesibilidad con la instalación de un ascensor, dado que además del uso institucional como sede municipal, el edificio alberga otros usos deportivos, sociales y culturales que lo convierten en el corazón de Biescas.

Por otra parte se interviene en las fachadas del edificio para devolverle las debidas condiciones de ornato y decoro, ya que los revocos de cal estas descompuestos y la fachada ha sido colonizada por tendidos de redes y servicios que desvirtúan la función representativa para la que fue concebido, y que lo han convertido en un símbolo de la población desde su construcción en el año 1941.

Finalmente no se pierde de vista la necesidad de suprimir las actuales barreras arquitectónicas que presenta el edificio, que no es accesible, por lo que en estas actuaciones más urgentes se prevén los espacios necesarios para dotar al edificio de ascensor en una posterior actuación.

La primera intervención en el edificio municipal data de 1979 modificando la distribución interior, pero sin reforzar la estructura, produciéndose en abril de 1992 la rotura de una viga de madera en el techo del salón de actos que motivo una actuación urgente de refuerzo de la estructura de madera con vigas de acero y posteriormente, en 1995 las obras de remodelación que supusieron el cambio del forjado de la segunda planta, modificaciones en la distribución de espacios interiores y la renovación de carpintería interior y exterior.

Comentarios