Sastre lanza un mensaje de tranquilidad, aunque avisa que no hay que confiarse

Una de las últimas incorporaciones de la SD Huesca ha sido Lluís Sastre. El balear ha regresado al club azulgrana y tras su periodo de aclimatación, parece que ya está preparado para jugar. El pasado domingo debutó ante el Alcorcón, no fue su debut soñado por la derrota, pero espera que este sábado en Tarragona se pueda recuperar el terreno de perdido en las dos últimas jornadas en casa.

Audio sin título

El vestuario está tranquilo, decía Sastre, que apunta que “el equipo está tranquilo y sabemos que las cosas van a salir”. Además no oculta que “no estamos pasando por un buen momento” y recuerda que “durante el año hay rachas buenas y malas y ahora nos toca la mala. Trabajando se sale de esto”.

Sobre el Nástic, a pesar de ser el colista, indica que “vienen de ganar al final y vienen con un estado de ánimo bueno. Es una final para ellos, se juegan mucho, pero también para nosotros porque podemos sumar cuatro jornadas sin ganar. Es importante para los dos”.

La SD Huesca lleva una ventaja sobre el descenso de cinco puntos que da cierta tranquilidad pero, para Lluís Sastre, no hay que confiarse porque las segundas vueltas son duras y hay que mejorar para volver a ganar.

También destaca el buen ambiente que hay en el vestuario y el compañerismo que “son clave para que el equipo vaya para arriba y saquemos las cosas adelante”.

Este viernes último entrenamiento y convocatoria. Son bajas Akapo, Samu y Melero por sanción por lo que Anquela está estudiando darle una vuelta al equipo, además para mejorar la situación y cambiar la dinámica de resultados. Sastre, Borja Lázaro y Alexander González se perfilan como sustitutos.

El equipo viajará el mismo sábado con salida a las 9 horas. Habrá tiempo para comer descansar y afrontar el partido que comenzará a las 18 horas en el Nou Estadi. Tras el encuentro, regreso a Huesca se espera que con los tres puntos.

Comentarios