San Pedro El Viejo celebra sus 900 años de románico y sigue sin inversiones

San Pedro el Viejo

San Pedro el Viejo, uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad de Huesca, cumple 900 años y lo hace esperando las inversiones que no acaban de llegar. La Asociación Obreros de San Pedro el Viejo recuerda que antes de los actos para celebrar el aniversario, se ha estado esperando a recibir noticias sobre las obras comprometidas, sin embargo, explican “lamentablemente los compromisos adquiridos por el Ayuntamiento de Huesca hace ya bastantes años, no se van a cumplir un año más, por lo que las obras subsiguientes que el departamento de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón había previsto realizar, no se pueden llevar a cabo, según información del citado departamento”

Los actos de celebración de estos 900 años de vida del San Pedro el Viejo románico, pretenden acercar al ciudadano los valores propios y diferenciados de nuestra cultura occidental que las generaciones que nos han precedido guardaron y nos transmitieron como soporte principal de una idiosincrasia propia.

Para ello se van a organizar durante el año 2017 diferentes eventos de contenido cultural, histórico y religioso. Algunos de los actos programados se realizarán por colaboración de la Asociación de Obreros de San Pedro y el Instituto de Estudios Altoaragoneses.

Estos eventos que se relacionan versarán sobre:

.-Visualizar la celebración para conocimiento de la sociedad oscense.

.-Conferencias de contenido histórico y vinculación con el antiguo monasterio de San Pedro el Viejo.

.-Conciertos con la colaboración de conjuntos y grupos corales de Huesca.

.-Exposiciones divulgativas sobre la realidad patrimonial de San Pedro el Viejo en el contexto Histórico.

.-Representaciones teatrales.

.-Edición de publicaciones divulgativas sobre San Pedro el Viejo.

.-Programas didácticos para escolares.

-Celebración religiosa especial en la solemnidad del patrono.

HISTORIA DEL PANTEÓN REAL

San Pedro el Viejo constituye el principal asentamiento urbano desde la más remota antigüedad en la ciudad de Huesca. Ya en época prerromana constituía ese emplazamiento el centro de la ciudad ibérica, en el que los romanos construyeron sus nuevas estructuras urbanas.

Con la cristianización del territorio consolidada en el siglo III, se edifica el primer templo cristiano que a lo largo de los siglos permanecerá como lugar principal del culto cristiano en la ciudad.

La dominación sarracena acabó con la estructura urbana de la ciudad cristiana visigoda pero San Pedro mantuvo su importancia como sede episcopal y centro significado del barrio mozárabe.

La reconquista cristiana por los aragoneses en 1096 supone una nueva andadura hacia el progreso que la cultura cristiana favorece en toda Europa. Los benedictinos llegados de la mano de nuestros reyes de Aragón desde el Languedoc francés, construyen a partir de 1117 las nuevas edificaciones monacales, parte de las cuales han permanecido hasta nuestros días.

Se cumplen en este 2017 novecientos años desde que la antigua iglesia cristiana que había permanecido al culto durante la dominación musulmana desde tiempos anteriores, fue demolida para su sustitución por el nuevo templo monástico que permanece actualmente como testimonio principal de nuestra cultura y del arte románico occidental.

Panteón Real, San Pedro el Viejo ha custodiado desde su muerte los restos del rey Ramiro II fallecido en 1157, tras ejercer su gobierno en este monasterio. La nacionalización y posterior expolio del castillo de Montearagón , provocó el traslado desde allí a la capilla de San Bartolomé, de los restos del rey Alfonso I junto a otros significados personajes de la familia real aragonesa que descansaban desde tiempos medievales en la cripta de Montearagón.

San Pedro el Viejo como templo primigenio cristiano, monasterio benedictino medieval, sede Real, priorato secular y siempre parroquia de un barrio principal de la ciudad histórica, constituye la más destacada referencia cultural de la ciudad de Huesca, por lo que La Asociación Obreros de San Pedro el Viejo y la Parroquia de San Pedro de Huesca, novecientos años después, quieren significar la celebración de este importante centenario que así se presenta a la sociedad oscense, para divulgar su importancia y recabar su apoyo.

Comentarios