Con la mirada puesta en el derbi

La SD Huesca regresa a los entrenamientos este martes para preparar el encuentro del sábado ante el Real Zaragoza. Es un partido importante y de necesidad para ambos que no están llevando una buena trayectoria en el mes de enero, si bien en el caso de los azulgranas hay una mayor tranquilidad ya que su objetivo es la permanencia, pero con la necesitad también de ganar en el Alcoraz y volver a recuperar la línea que tenía el equipo hasta antes de las vacaciones.

La buena noticia para Anquela es que dispone de todos los efectivos y no hay bajas. Se recupera a Samu, Melero y Akapo que no estuvieron ante el Nástic por sanción. El técnico cambió el sistema con los catalanes y habrá que ver la intención que tiene para recibir a los zaragocistas.

Los de Raúl Agné llegan tocados por los malos resultados y en una situación muy comprometida y lejos de sus aspiraciones de ascenso. La semana será movida y además pendiente de lo que suceda este martes con el mercado de fichajes.

En este caso el Huesca está tranquilo y si no hay salidas, especialmente Bambock, no habrá ningún movimiento. El club no quiere desprenderse ya de ningún jugador y menos sería gratis. El franco-camerunés ha tenido ofertas, una muy importante del Lorca, pero de momento parece no quiere moverse así que puede ser un día normal sin movimientos. En caso de tener que mover alguna pieza se trataría de un jugador de corte defensivo.

La semana va a ser también de mucho trabajo en el club con el tema de las entradas, operativo especial de seguridad y otros asuntos que rodean a un encuentro de estas características.

Comentarios