Un paso más para la reapertura del Canfranc, a la espera de compromisos reales

reunión canfranc España Francia

La reapertura de la línea internacional del Canfranc necesita el apoyo decidido no sólo de Aragón y Aquitania, sino de sus respectivos países, y el paso dado este lunes es una buena muestra de ello. Altos representantes de los ministerios de fomento español y francés junto con los presidentes de Aragón y Aquitania han viajado a Burdeaux para solicitar apoyo financiero de la Unión Europea al proyecto de obra de la reapertura. Por el momento se trata sólo de la unión de las cuatro partes, países y regiones, para pedir fondos europeos. No se han concretado más compromisos que ese, pero a juicio del presidente aragonés, Javier Lambán, la aceptación de este proyecto supondría que Europa ve con buenos ojos este proyecto y por lo tanto, explica, abrir la puerta para recibir más ayudas para la ejecución de las obras.

La concesión de estos fondos se resolverán el próximo mes de julio, por lo que el Presidente de Aragón ha avanzado que en caso de incluir este dossier, los trabajos podrían licitarse en 2020.

El grupo de trabajo cuatripartito ha elaborado la solicitud para un proyecto titulado "Superando las conexiones perdidas entre Francia y España: estudios para la rehabilitación de la sección ferroviaria transfronteriza Pau-Zaragoza.". Se presentará el próximo 7 de febrero a los fondos del Mecanismo Conectar Europa (CEF, en sus siglas en inglés).

El contenido del acuerdo-marco de las cuatro partes, que no se reunían desde hace tres años, supone “un espaldarazo a la logística aragonesa, al contemplar un apartadero en Plhus y la construcción de un acceso a los servicios de transporte de mercancías en ancho UIC estándar a la plataforma logística de Zaragoza (Plaza)”, explicaba el Presidente aragonés. Será por tanto una línea para mercancías y pasajeros entre Pau y Zaragoza.

Es un primer paso para conseguir financiación europea. Quedará después la necesidad de más financiación también a nivel estatal. Por el momento los presupuestos del pasado año del Gobierno español habían consignados 2 millones de euros, con el compromiso plurianual de llegar a los 100 millones en los próximos años. El coste total de la reapertura se estima entre 400 y 600 millones de euros.

Comentarios