El Gobierno de Aragón quiere ayuda de Europa ante la despoblación, comunicaciones y lindano

El problema de la despoblación, las comunicaciones transfronterizas y su relación con la logística, el problema de contaminación del lindano, y la elaboración y programación de nuevos proyectos para incluir en los diversos fondos europeos son las cuestiones prioritarias sobre las que el Gobierno de Aragón tiene previsto desplegar su acción en Bruselas en los próximos meses.

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, realizaba esta enumeración de prioridades en el transcurso de la reunión mantenida por parte de la Comisión Interdepartamental de Acción Exterior.

Vicente Guillén explicaba que tras los acuerdos en la Conferencia de Presidentes del pasado 19 de enero en torno a la despoblación, con el compromiso del Gobierno de España de elaborar un Plan a nivel de todo el Estado, es el momento de incrementar el ritmo de propuestas coordinadas a todos los niveles para ganar  tiempo a  un problema que requiere una acción conjuntada y al unísono de las administraciones de varios rangos.

En términos similares se pronunció Vicente Guillén sobre la reapertura del Canfranc tras los acuerdos del pasado lunes en Burdeos. “Es el momento de avanzar cada día. Sin dilaciones. Es el momento de trabajar a diario entre cuatro administraciones distintas que se han comprometido, finalmente, a que el túnel ferroviario sea una vía de comunicación muy ligada a la logística”.

Precisamente la semana que viene, Vicente Guillén participará, en Bruselas,  en una nueva asamblea plenaria del Comité de las Regiones Europeas en la que el Gobierno de Aragón debatirá sobre dos aspectos especialmente relevantes para la Comunidad Autónoma: la falta de conexiones de transporte en las regiones transfronterizas y la gestión del agua, temas de dos de los dictámenes sobre los votará el Comité.

Comentarios