Un millar de jacetanos arropan a Lucas Castán en el estreno de su corto “Los hombres de verdad no lloran”

lucas castán

La historia del cortometraje “Los hombres de verdad no lloran” es la historia de muchos jacetanos. Este viernes, el estreno en casa hizo echar la vista atrás a las cerca de 1000 personas que asistieron a los dos pases de la película. Hubo risas e incluso alguna lágrima. En 19 minutos se concentraban muchos sentimientos. A flor de piel estaban los del director, el también jacetano Lucas Castán.

El conocido actor, Alfonso Lara, no podía asistir pero enviaba un video para todos los asistentes y para el equipo. Sí estaba Juan Fernández, “juanito”, el niño protagonista, que es de Jaca y que además de enamorar a la cámara tenía cosas en común con su personaje.

El corto podrá volver a verse el 18 de febrero en el Palacio de Congresos de Jaca y también se prepara su proyección en la Diputación Provincial de Huesca. Tras ello comenzará su viaje por festivales nacionales e internacionales de la mano de una de las distribuidoras más potentes del país.

Tras la proyección subía al escenario parte del equipo como el también jacetano Lucas Sáez, productor del corto. Asistía el equipo de hockey de Jaca, que también sale en la película o la Diputada de Cultura, Berta Fernández. El cortometraje ha sido subvencionado por la institución provincial.

La cinta es “muy jacetana”, explica su director, no sólo por la historia sino por la manufactura. Han grabado en la vieja pista de hielo, justo antes de su derribo, también un partido real de hockey sobre hielo en el que el Club Hielo Jaca y el Txuri Urdin se jugaban la liga. El hospital de Jaca o el patio del colegio Escuelas Pías también aparecen, además de un silo de sal que hay en Sabiñánigo. Hubo una noche en la que más de 200 personas acudieron para hacer de extras en la Pista de Hielo.

Esta es la primera película que analice de forma directa el hockey sobre hielo en nuestro país. Castán quería contar una historia de “cómo es el hockey sobre hielo aquí, en España. Una historia de gente amateur que juega al hockey por amor al deporte y que tiene que llevar una doble vida para compaginarlo con su vida laboral.”

La idea nació a través de una beca que concede la Diputación Provincial de Huesca. Luego el proyecto se ha hecho mayor y ha habido que buscar otras fuentes de financiación. “La idea es moverlo dentro y fuera de España. El hecho de que tenga el hockey como escenario puede ayudarnos a mover la historia en Norteamérica o países de Europa del Este.”

El objetivo que tiene Lucas Castan es seguir trabajando en este ámbito para llegar a hacer películas más largas. Para él, “el corto es una herramienta para aprender y demostrar que puedes hacer las cosas bien, pero el objetivo es llegar a hacer largometrajes. Es lo que puede tener resultado en taquilla.”

Comentarios