Ecologistas en Acción denuncia "la inadecuada ubicación del nuevo campo de rugby" de Monzón

Mediante nota de prensa, Ecologistas en Acción se pregunta por qué el nuevo campo de rugby se va a instalar en los Sotos del Río Cinca, para lo que ha sido necesaria la tala de unos 70 pinos, y no en la Ciudad Deportiva. “Existe en nuestra localidad una inmejorable zona destinada a la práctica de múltiples especialidades deportivas. ¿Por qué no practicar también allí el rugby.

En opinión de la asociación ecologista, sorprende la falta de visión del ayuntamiento al instalar las pistas en una zona de difícil acceso para el ciudadano sin uso del vehículo privado. Consideran que con la ubicación de la nueva instalación deportiva, se ha perdido una excelente oportunidad de seguir apostando por un modelo sostenible, racional, congruente y participativo de desarrollo urbanístico de la ciudad de Monzón, “creando áreas perfectamente diferenciadas y a la vez integradas y consensuadas con la población como eran la zona destinada a los deportes y la zona de los Sotos del Río Cinca”.

Del mismo modo, argumentan la incompatibilidad de las instalaciones deportivas con la presencia de animales como el jabalí, la mosca negra o el mosquito tigre que pueden afectar al campo y a los deportistas. “La presencia en particular de mosquitos y otros insectos molestos, dificultará la práctica deportiva en el nuevo campo durante la primavera, verano, y buena parte del otoño”, una cuestión de la que se muestran buenos conocedores por llevar casi 10 años gestionando el CEIM Pinzana, ahí ubicado, y sufriendo estos problemas.

Según Ecologistas, “en Monzón, en los últimos 40 años hemos hecho desaparecer todas las grandes arboledas de plataneros y chopos que adornaban las salidas de la población (carreteras de La Almunia, Pueyo o Fonz) y la que había en el Paseo de la Arboleda entre otros tantos sitios”. También critican la desaparición de importantes extensiones de encinares y sotos, por eso no entienden que para la instalación de este campo de rugby fuera necesaria la tala de 70 pinos que llevaban 50 años entre nosotros. ¿Es que no existen suficientes espacios desarbolados?, se preguntan.

Consideran que se debería “dar ejemplo y enseñar a los niños y jóvenes, que van a practicar, entre otros, el magnífico deporte que es el rugby, el valor que tiene y representa un árbol y la riqueza de un bosque, y sobre la importancia de aprender de esa universidad que es la naturaleza”.

Y añaden: “Los partidos políticos que se consideran de progreso, deberían hacer suyos estos valores. Sin embargo, creemos que en Monzón no se están respetando. Por otro lado echamos de menos los procesos de participación ciudadana donde se abra la posibilidad de elegir el tipo de ciudad y entorno natural que queremos para Monzón.”

Para finalizar, Ecologistas en Acción aclara que apoya la práctica de cualquier tipo de actividad deportiva, pero siempre de acuerdo al respeto a los valores medioambientales, de participación y de cooperación. Por ello, insisten en que “con una ubicación tan inadecuada se corre el riesgo de que no se cumplan las expectativas de los usuarios y finalmente su utilización sea más baja de lo esperado, debido a las molestias, incomodidades y lejanía de la equipación, con lo que estaríamos malgastando el dinero invertido”.

Comentarios