Reconocimiento a Gil Novales en la DPH

La historia del primer tercio del siglo XIX se resume en Alberto Gil Novales (enero 1930-noviembre 2016), como ha quedado patente en un reconocimiento del Instituto de Estudios Altoaragoneses de la Diputación al que estuvo ligado durante más cuarenta años. De ahí que el Presidente, Miguel Gracia, acompañado del director del IEA, Fernando Alvira, haya mantenido también un encuentro con la familia del historiador -su viuda, Elvira, e hija- con quienes ha conversado sobre los “muchos caminos que abrió” y de la “enorme aportación al patrimonio histórico y acerbo cultural” de una provincia con la que siempre mantuvo estrechos lazos, ya que pese a haber nacido en 1930 en Barcelona, era hijo de Huesca, donde su padre fue funcionario de la Diputación Provincial de Huesca.

Miguel Gracia también ha podido conocer cómo creó y afianzó la gran biblioteca integrada por más de 17.000 volúmenes que ha dejado como legado. Esta colección bibliográfica va tomando forma en el Instituto de Estudios Altoaragoneses de quien es considerado uno de los más destacados historiadores del último cuarto de siglo y mejores conocedores de la figura, trayectoria y labor de Costa, al que habría que incorporar otros autores de los siglos XVIII y XIX como Machado o Riego.

Coincidiendo con el aniversario de la muerte de Costa, la figura y obra de ambos han reunido en torno a una mesa a los profesores Eloy Fernández y Pedro Rújula y a su hermano y escritor, Ramón Gil Novales, junto a José Domingo Dueñas, quien además de vicerrector del Campus universitario oscense, está al frente del centro de estudios costistas del IEA.

En este encuentro han puesto de manifiesto las valiosas aportaciones de Gil Novales para comprender el pensamiento de Costa y cuyas obras se han convertido en una lectura y referencia obligada para todos los que se ocupan del costismo. Lo ha hecho en primer lugar Eloy Fernández, catedrático emérito de la Universidad de Zaragoza quien, al igual que Alberto, defendió su tesis doctoral en los años 60 sobre el autor altoaragonés y ambos mantuvieron un excepcional interés a lo largo de su trayectoria investigadora por la obra y la figura de Costa. “Los dos pueden ser considerados entre los cuatro o cinco estudiosos de referencia inexcusable en el campo del costismo”, ha señalado Dueñas.

Por su parte, Pedro Rújula es profesor titular de la Universidad de Zaragoza, director de las Prensas de la UZ y especialista en el siglo XIX como Alberto Gil Novales, lo que le ha llevado a conocer muy bien la obra ensayística e investigadora de quien, según él, “es uno de los grandes historiadores de nuestro tiempo”.

Alberto Gil Novales se licenció en Derecho por la Universidad de Zaragoza y se doctoró en Madrid con la tesis 'La concepción del derecho nacional en Joaquín Costa', iniciando una larga carrera docente en universidades norteamericanas y españolas, hasta alcanzar la cátedra de Historia Universal Contemporánea en la Universidad Complutense de Madrid. Además de centrarse en la historia altoaragonesa, como investigador también destaca por su contribución al conocimiento del Trienio Liberal y de la historia española vinculada a la del resto de Europa y América. Gil Novales viajó al extranjero en la década de los 50 cuando no era frecuente encontrarse con historiadores que lo hicieran.

También ha participado Ramón Gil Novales, nombrado hijo predilecto de Huesca hace unos años y quien ha desarrollado una importante obra literaria como autor de teatro, guionista de televisión y novelista, además de traductor. Hoy ha hablado de su relación familiar, como hermano mayor de Alberto que ha sido y ha recordado que fue su hermano quien le inculcó la afición hacia los libros, además de reconocer que su lugar de raigambre familiar y cultural siempre fue la provincia de Huesca.

Comentarios