El dossier presentado a Europa para el Canfranc aspira a recabar 7’5 millones para el proyecto

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, explicaba este viernes a los medios de comunicación el contenido del dossier “Superando las conexiones perdidas entre Francia y España: estudios para la rehabilitación de la sección ferroviaria transfronteriza Pau – Zaragoza”. El dossier plantea una inversión de 15.010.000 euros, de los cuales Europa financiaría el 50%, y con el que se busca realizar los estudios previos para la reapertura de la línea del Canfranc en su conjunto de manera que, en 2020, estuviese todo listo para poder licitar y llevar a cabo las obras. El objetivo es que la línea ferroviaria esté reabierta en 2024.

Este proyecto incluye la construcción de un apartadero ferroviario en Plhus.

Para el consejero el hecho de que ambos países se hayan personado formalmente para realizar la solicitud a Europa es una novedad que da más fuerza al proyecto.

José Luis Soro, ha señalado que “es la primera vez que se presenta un trabajo conjunto en el que están implicadas todas las administraciones” y ha destacado que uno de los puntos fuertes es que se plantea un proyecto transnacional. En concreto el dossier se presenta entre Région Nouvelle Aquitaine; SNCF- Réseau (órgano de ejecución del Ministerio de Medio Ambiente, Energía y Mar);  Gobierno de Aragón;  Ministerio de Fomento; ADIF y como entidades afiliadas, Plataforma Logística de Huesca “PLHUS” y la Fundación Transpirenaica.

 

El dossier  desarrolla diez propuestas de las que el consejero ha destacado cinco. Dos de ellas afectan al trabajo conjunto. En la primera se plantea la necesidad de crear una estructura administrativa conjunta que sirva para buscar financiación y para desarrollar los trabajos de manera unitaria. En la segunda se busca la convergencia en la línea. Para Soro es la más importante ya que "la clave del proyecto es ésta, ver la línea como un todo”.

 

 

UN APARTADERO EN PLHUS

Existen tres medidas que implican directamente a Aragón y que van enfocadas a plantear la línea ferroviaria como un eje fundamental para la logística. En este sentido, el consejero ha recordado la importancia para PLAZA y PLHUS, de los que se habla específicamente en el dossier, pero también para el aeropuerto de Zaragoza, el puerto marítimo y la conexión entre los puertos del eje Cantábrico – Mediterráneo que se conectan a través de Teruel.

Los tres puntos concretos que afectan a Aragón y que se llevarán a cabo si se consigue la financiación europea están cifrados en 2.700.000 euros. De ellos, 600.000 euros para estudios preliminares para la modernización y preparación de la futura explotación Zaragoza-Canfranc.

Hay otros 100.000 euros para el proyecto constructivo de un acceso ferroviario directo a la Plataforma Logística de Huesca, Plhus. Éste último se trata de la actualización del proyecto redactado en 2009. Aparece también una relación de fechas de las que se desprende que, de conseguir las ayudas europeas, los primeros estudios comenzarían en septiembre de este año.

 

Por último, la cifra más elevada, que asciende a 2.000.000 euros, se destinaría a suministrar los documentos (estudios preliminares/proyectos constructivos) que permitan la definición completa de las obras a acometer así como la documentación necesaria para la posterior contratación de las obras (fase siguiente en el Proyecto Global).

Comentarios