La SD Huesca quiere romper el maleficio del Nuevo Arcángel

Anquela entrenamiento SD Huesca

Los azulgrana visitan al Córdoba este domingo, a partir de las 12 de la mañana, en un escenario que no se le da nada bien y donde todavía no ha conseguido ganar en los partidos que ha disputado desde aquella fase de ascenso a 2ª División, ni en liga ni en Copa del Rey. Se enfrentan además dos equipos que no han comenzado bien la segunda vuelta y están en plena racha negativa. La SD Huesca necesita un buen resultado en el Nuevo Arcángel.

En la convocatoria, bajas Brezancic, por lesión, y Bambock. Van Sergio Herrera y Queco Piña en portería, defensas Soriano, Carlos David, Akapo, Jair e Íñio López. Medios Camacho, Aguilera, Melero, Samu, Ferreiro, Alxánder, Vadillo, Sastre y David López. Delanteros Borja y Vinicius.

Como decía Anquela, “estamos con muchas ganas de cambiar la situación en la que nos hemos metido” y añadía que “este equipo ha dado muestras de que puede hacerlo. Vamos a morir y pelear hasta el último segundo por conseguir el objetivo”.

Se ha perdido la solidez que se había visto en la primera vuelta, pero está claro que todo no es negativo y que hay que intentar que no se repetían los errores. Sin ir más lejos como sucedió ante el Zaragoza donde “en cinco minutos tiramos todo el trabajo de 70 minutos esplendidos que hicimos, dentro de lo que el campo permitía”, decía Anquela.

No hay que ponerse nerviosos, si bien no ocultaba su preocupación. “Hay que tener paciencia y dentro de cada partido hay muchos partidos y hay que saber jugarlos” y apuntaba también que “estoy preocupado si no sería un irresponsable

Y sobre lo que le pide a la plantilla, era de nuevo claro señalando que “esto es un equipo de fútbol y tenemos que estar todos en las duras y en las maduras. Cuando se ven a los tíos y a las personas es cuando las cosas van mal y cuando hay que arrimar el hombro”, con un contundente “antes que futbolistas quiero personas”.

Anquela ya venía avisando que los malos momentos podían llegar e indicaba que “no creo que haya cambiado ninguna coma de mi discurso cuando estábamos arriba de cómo estamos ahora”, pero eso sí, para el técnico “el equipo está preparado, no hay que alarmarse, aunque evidentemente hay que estar preparados porque llevamos mucho tiempo sin ganar y sin hacer un partido entero perfecto. Tenemos que volver a esa senda”.

La liga está igualada y en la segunda vuelta las cosas cambian y es que “esto es la 2ª División y el día que no estás te gana cualquiera. En 2ª división los triunfos hay que sudarlos, porque nadie regala nada”.

Y sobre el rival volvía a destacar que a pesar de ser el peor local y de los números que lleva, “el Córdoba el año pasado jugó liguilla de ascenso y cuando vino aquí en la primera vuelta estaba en todo lo alto. Las estadísticas están para romperlas y vamos a enfrentarnos a un rival hecho para ascender”.

Las estadísticas que no favorecen a un Huesca que sabe la importancia que tendría no volver de vacío de Córdoba y es que hay que seguir sumando para que no se recorte más la distancia con los que vienen por detrás, entre ellos el propio equipo de Luis Miguel Carrión.

Habrá manifestación por los fichajes y marcha del equipo con una afición desencantada con los suyos y además se anuncia lluvia, esperemos que no como la que se vivió en el Alcoraz el sábado pasado y que condicionó mucho el partido.

Comentarios