La Ruta del Vino Somontano gana cada vez más importancia como activo económico

bus vino somontano

En total, medio millón de visitantes han convertido a la Ruta Vino Somontano en un referente durante estos diez primeros años de funcionamiento. El pasado 2016 superaba todos sus récords con 70.000 visitas a las bodegas; Esto supone un incremento del 25% respecto al anterior año 2015, cuando fueron 55.000. Es una muestra de la evolución de este producto turístico que cada vez tiene más importancia como motor de desarrollo de la comarca.

Este aumento significativo responde, según los representantes de la Ruta del Vino, a la recuperación financiera y de actividad de algunas bodegas que atravesaban dificultades en los últimos años. En la actualidad la Ruta del Vino Somontano cuenta con unos 80 establecimientos adheridos.

Desde la Denominación de Origen Somontano indican que a corto o medio plazo la Ruta del Vino podría alcanzar o superar las 100.000, convirtiéndose en un reclamo turístico todavía mayor. Es, por tanto, un motor de desarrollo económico de vital importancia para la Comarca de Somontano.

La Ruta Vino Somontano fue “un producto pionero en España y que otros territorios han tomado como referencia e implantado en sus propias denominaciones de origen”, según su presidente Antonio Cosculluela, por lo que este año se ha preparado un programa con propuestas innovadoras.

Desde el próximo mes de marzo hasta noviembre recogen nueve itinerarios bajo diversas temáticas como ‘El origen de la Denominación de Origen’, ‘El vino y el arte’, ‘A ciegas’; ‘La vendimia’ o ‘La sal y el vino’, donde se incluye una visita al Salinar de Naval.

Durante este año se continúa con la promoción de este recurso turístico que implica no solo a las bodegas, sino a todo el sector servicios del territorio y la producción agroalimentaria. La comercialización de los billetes del Bus del Vino Somontano se podrá realizar a través de El Corte Inglés en la capital aragonesa. Los precios oscilan entre 27 y 29 euros con salida desde Huesca o Zaragoza.

Comentarios