Se requiere a 60 vecinos de Monzón la licencia de tenencia de animales potencialmente peligrosos

El Ayuntamiento de Monzón va a requerir la licencia de tenencia de animal potencialmente peligroso a cerca de 60 vecinos que son propietarios de un ejemplar de estas características y no disponen de tal documento.

Los vecinos requeridos figuran en el Registro de Identificación de Animales de Compañía de Aragón (RIACA). Los formularios de la solicitud y la declaración de tenencia responsable se pueden conseguir en la oficina del SAC, situadas en la Plaza Mayor, y en la página web municipal www.monzon.es.

Ruta de acceso en la web: pestaña Documentos (en portada, arriba), sección Instancias y Formularios, apartado Medio Ambiente, documentos MA403 y MA404.

El concejal de Medio Ambiente, Miguel Aso, indicó: “Por razones evidentes, es muy importante disponer de la licencia. Ante cualquier incidente, los propietarios deberán presentar este documento como aval de que la tenencia del animal que sea está en regla. A veces nos despistamos con los trámites burocráticos, y los requerimientos que vamos a hacer tienen la doble finalidad de informar a quienes desconocen estos extremos y velar por la seguridad del conjunto de la ciudadanía”.

Advertencia sobre sanciones económicas: “La tenencia de un animal potencialmente peligroso sin licencia y la transmisión o venta de una animal de estas características a quien carezca de licencia, tienen la consideración de infracción muy grave en la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos, y llevan aparejadas sanciones de 2.404,06 hasta 15.025,30 euros, e incluso se puede determinar la incautación del animal”.

Recordatorio

Al hilo del requerimiento, la Concejalía de Medio Ambiente hace hincapié en que “los propietarios de los animales potencialmente peligrosos deben estar en posesión de la licencia de tenencia de animales potencialmente peligrosos y también de la autorización específica para pasear al animal (se precisa la misma documentación que para las licencias)”.

(…) Lo anterior implica que cualquier persona que pasee un animal potencialmente peligroso debe disponer de tal autorización, independientemente de que sea el dueño o no”. En los últimos meses se han dado casos de vecinos que desconocían esta obligación.

Comentarios