La futura variante de Jaca motivo de un debate público con diferencia de opiniones

reunión Jaca variante estudio

El Salón de Ciento del Ayuntamiento de Jaca ha sido el escenario de una mesa informativa en torno a la variante de Jaca, que una las autovías que llegan a la ciudad desde Huesca y Pamplona. En la actualidad la variante está en periodo de licitación, con un presupuesto de 114 millones de euros. Entre los participantes que estaban en la mesa, unos son partidarios de la misma y hacían constar que es una infraestructura imprescindible para la zona, otros consideran que no hay marcha atrás, mientras otros pedían un periodo de reflexión para pensar correctamente una buena solución, ya que la que se plantea perjudicaría al territorio

Participaban la doctora en ciencias geológicas, Blanca Tello, el ingeniero agrónomo Federico Filat, el presidente de la asociación de empresarios, Pedro Marco y el alcalde de Jaca Juan Manuel Ramón.

Blanca Tello señalaba que no hay marcha atrás en la puesta en marcha de la variante. Se superó hace algunos años el periodo de alegaciones , se aprobó el estudio de impacto ambiental. En la actualidad está en periodo de licitación y hay una partida presupuestaria para su ejecución. Esta obra está dentro de plan de infraestructuras del periodo 2000-2007 y debido a la crisis no se pudo ejecutar en su día

Federico Fillat señaló que le parece muy mal esta variante. Ninguna de las tres opciones planteadas resuelve el problema. Federico Fillat considera que se debería abrir un periodo de reflexión y pensar correctamente una solución adecuada para la zona, ya que la variante proyectada perjudica claramente al territorio.

Pedro Marco Presidente de la asociación de empresarios de la Jacetania, considera que esta variante es una infraestructura imprescindible para el desarrollo económico de la zona. Además no podemos permitir que la circulación de vehículos pase por el centro de la ciudad.

Para el alcalde, Juan Manuel Ramón, la variante es necesaria y su trazado por La Solana fue el elegido por unanimidad en el consistorio hace más de 10 años. Por ello, por “coherencia” y por “interés general” se mostraba partidario de que el proyecto continúe como está marcado. El proyecto no tiene marcha atrás . Desde el Ayuntamiento se debe intentar que la afección e impacto visual sea el menor posible

El avance en el proyecto, con el anuncio de licitación del Ministerio de Fomento, reactivaba el debate en la ciudadanía hace unos meses. Ha surgido una plataforma formada por medio centenar de personas que se oponen al trazado aprobado por el Ministerio para realizar la variante que unirá las autovías de Huesca y Pamplona.

Los afectados, que sufrirán expropiaciones, hablan de la contaminación que provocará un nudo de comunicaciones por el que deberán pasar miles de vehículos diarios como parte de un corredor entre el Mediterráneo y el Cantábrico. Consideran que ello no beneficiará a la población jacetana y que la afección paisajística perjudicará a las aspiraciones turísticas den entorno. Aseguran que es la opción más cara y la que frena mayores oportunidades de futuro y por ello piden que se paralice y se abra un periodo de reflexión sobre un nuevo trazado.

Comentarios