Forestalia valora positivamente la declaración de Inversiones de Interés Autonómico en materia de energías renovables

Forestalia

Tras el acuerdo del Consejo de Gobierno de la Dga sobre la declaración de interés autonómico por parte del Gobierno de Aragón de las actuaciones de energías renovables que deriven de las subastas ministeriales y se ejecuten en la Comunidad, Forestalia considera que la decisión es inteligente, oportuna, adecuada y coherente con las actuaciones del Gobierno de Aragón como sector estratégico que son las energías renovables.

Forestalia recuerda que a raíz del éxito conseguido en la subasta del Ministerio de Industria de enero del año pasado, la empresa ha decidido instalar íntegramente en Aragón los 300 megawatios (MW) de energía eólica, así como 49,5 MW de energía eléctrica mediante biomasa en Monzón. La energía eólica y la biomasa supondrán empleo, desarrollo territorial y oportunidades de futuro para Aragón. Forestalia, por tanto, reitera su compromiso inversor en Aragón.

ACUERDO

El Consejo de Gobierno ha adoptado este martes unos criterios interpretativos para la declaración de Inversiones de Interés Autonómico en materia de energías renovables con la finalidad de impulsar el crecimiento de este sector en Aragón y facilitar la atracción de proyectos empresariales que permitan generar riqueza, innovación y empleo y favorezcan la cohesión territorial. Esta declaración, que  agiliza la ejecución y desarrollo de estos proyectos, beneficiará particularmente a las zonas mineras y a aquellos proyectos adjudicados en subastas estatales y que tramita la Comunidad.  

El acuerdo establece que serán declaradas inversiones de interés autonómico en aplicación del Decreto-ley 1/2008 -de medidas administrativas urgentes para facilitar la actividad económica en Aragón- los proyectos que se desarrollen y ejecuten en las comarcas y municipios mineros de la Comunidad, “por resultar de especial relevancia en estas zonas la generación de actividades económicas alternativas a la minería del carbón”.

 Esta decisión refuerza y complementa a la vez la defensa de la minería del carbón  que el Gobierno de Aragón viene realizando en diferentes ámbitos; recientemente en la reunión que la consejera de Economía, Industria y Empleo, Marta Gastón, mantuvo con el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, a quien trasladó su ofrecimiento de máxima colaboración a la par que le pedía el máximo compromiso en cuestiones capitales para Aragón y particularmente para Teruel como la continuidad de la Central Térmica de Andorra con el consumo de carbón autóctono.  

Gastón pidió a Nadal que defienda en Bruselas la garantía de suministro eléctrico a los ciudadanos, que pasa imprescindiblemente por fuentes de producción inmediata como la Térmica de Andorra para cubrir la demanda a la que no llegan las renovables y los momentos de mayor consumo. Y también le reclamó entre otras cosas que se cumpla el compromiso de carbón autóctono, cifrado en el 7,5% del mix energético. 

La declaración como Inversión de Interés Autonómico -que viene a reducir a la mitad todos los trámites vinculados a la ejecución y desarrollo de los proyectos en las administraciones públicas aragonesas- también beneficiará a los proyectos adjudicatarios de la subasta estatal para la asignación de régimen retributivo específico a instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de tecnología eólica o de biomasa celebrada hace poco más de un año o los que resulten adjudicatarios de futuras subastas estatales de energías renovables, siempre que sean de una potencia igual o inferior a 50 megawatios (MW), ya que su tramitación corresponde entonces a la Comunidad. La finalidad de la medida es evitar el desplazamiento de estas inversiones empresariales, sometidas al cumplimiento de unos plazos de ejecución concretos, a otras zonas del territorio español. 

 En la primera subasta estatal, resuelta en enero de 2016, se licitaron 700 MW, de los que 500 correspondieron a eólica y otros 200 a biomasa. Está previsto que el Gobierno central celebre próximamente una subasta de renovables en la que se licitarán incentivos para una potencia de hasta 3.000 MW, debiendo ejecutarse antes del 31 de diciembre de 2019 con un sistema de garantías y controles así como hitos intermedios.  

La energía eólica ha registrado un gran avance en Aragón con la regulación aprobada el año pasado, que permitió desbloquear los proyectos paralizados desde hacía un lustro por los conflictos judiciales que había generado la anterior normativa de 2010. La nueva regulación, que hasta ahora no ha recibido ningún recurso, facilitó además la presentación de nuevos proyectos. Los primeros y los segundos son a día de hoy 118 los proyectos que se tramitan actualmente en la Comunidad, con una potencia total de 3.170,76 MW.

 En total, Aragón tiene actualmente 7.029 MW de potencia instalados, de los que más de la mitad proceden de energías renovables. A corto plazo está previsto incrementar esta potencia en los 2.000 MW que las redes permiten evacuar actualmente. En estos momentos se están desarrollando más de 70 proyectos relacionados principalmente con la energía eólica y también con la biomasa y la solar fotovoltaica.

  

Comentarios