Los propietarios en los Espacios Naturales de Aragón crean una coordinadora

Los propietarios privados de los Espacios Naturales de Aragón han constituido una coordinadora con el fin, por un lado, de defender sus derechos como propietarios y, por otro, reivindicar la necesidad de que se cuente con ellos a la hora, no sólo, de buscar un nuevo modelo de gestión sino también para participar en el mismo y mejorar el modelo actual. La coordinadora, constituida, en un primer momento, por los Espacios Naturales de Huesca (Posets Maladeta, Valles Occidentales, Monte Perdido y Ordesa y Sierra de Guara) cuenta con nuevas incorporaciones tanto de de Zaragoza como de Teruel. La primera acción de la Coordinadora de Propietarios en los Espacios Naturales de Aragón (COPENA) ha sido solicitar una reunión al consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad.

Audio sin título
Audio sin título

El objeto del encuentro es trasladarle al consejero la necesidad de trabajar de manera conjunta con el fin de buscar soluciones a lo que, los propietarios particulares, consideran agravios que sufren en Aragón desde que se crearon los Espacios Naturales como figuras de protección. Además, quieren hacerle llegar el malestar de quienes son propietarios de una parte importante de los Espacios Naturales, por ejemplo, en el caso del Posets Maladeta un 30% de la superficie del parque es de titularidad privada.

López apuntaba como mejoras en la gestión el aproximar al territorio la dirección de los espacios, y focalizarla en dos ejes, el desarrollo socioeconómico de la zona y la conservación del espacio.

Consideran que, desde el surgimiento de los parques y de los espacios protegidos han estado en situación de agravio comparativo porque los beneficios que reportan los Espacios Naturales benefician al conjunto de la sociedad pero, los primeros en sufrir el coste y afecciones de los mismos, son los propietarios privados que se sienten expulsados de la gestión de su propio territorio

En la carta que han remitido al consejero, solicitándole una reunión, recuerdan el artículo 5 de la Ley de Espacios Naturales Protegidos de Aragón que impone, al ejecutivo autonómico, la obligación de establecer un ‘régimen económico de ayudas y medidas compensatorias a entidades locales, empresas y particulares integradas en las áreas de influencia y que se vean afectados por las limitaciones que del cumplimiento de esta ley se deriven, con el fin de promover su desarrollo sostenible.

Desde COPENA, como integrantes del territorio, aplauden cualquier compensación y ayuda a los municipios, y recuerdan que, en el pasado han visto como los Ayuntamientos han sido compensados por las afecciones sufridas tanto por sus propias hectáreas como por las de los particulares, en forma de canon de reservas de caza o de canon medioambiental, pero exigen, cuanto menos, un trato equitativo.

Comentarios