Obras de adaptación en el edificio de la antigua Audiencia Provincial, al tiempo que se cambian sus usos

Audiencia Provincial

En el edificio de la antigua Audiencia Provincial, en la calle Moya, se están realizando actualmente trabajos de acondicionamiento, para poder acoger en breve la Escuela de Folclore y Música, la agrupación de Danzantes, la Banda de Música, y una zona de Co-working. Los espacios están distribuidos desde hace tiempo, pero hubo que firmar la cesión de uso de la Consejería de Justicia al ayuntamiento de Huesca, el pasado mes de septiembre. Lo siguiente era modificar los usos de este edificio. Dejan de ser judiciales, y tendrá usos culturales, formativos, expositivos, y también de apertura al público.

En estos momentos, se han empezado a llevar a cabo las obras de transformación y adaptación de los espacios, a la par que desde el consistorio se tramita el cambio de usos, porque la ley marca que para la modificación de la función a la que estaba destinado el edificio debe estar previamente adaptado. La concejal de urbanismo, María Rodrigo decía que se están dando toda la prisa posible porque principalmente la Banda de Música tiene mucha urgencia por dejar cuanto antes la nave en la que ensayan en la actualidad, cedida por un particular. Querría que en un mes, máximo dos meses, pudiese estar todo concluido, aunque no puede darlo por seguro. Conforme vayan adaptando zonas, irán permitiendo el traslado.

La Banda de Música de Huesca irá en la antigua sala de audiencias. Allí hay que quitar una tarima que había, y cambiar cristales, por cuestiones de sonoridad. La zona que ocuparán los danzantes, en la planta baja, también hay que adecuarla a espacio expositivo. Para la Escuela Municipal de Folclore y Música habrá que adaptar cada una de las salas que se ocupen, a aulas en las que dar clases. En todos los casos se deben realizar también reformas en el sistema eléctrico. Algunos trabajos los van adelantando las brigadas munipales, mientras que otros más concretos se encargarán empresas externas.

A la planta baja del edificio está previsto que vayan la Escuela Municipal de Folclore y Música, la Coral Diego Pontac y la Agrupación de Danzantes de Huesca. Por su parte, la Banda de Música de Huesca se ubicaría en la 1ª planta. En la siguiente, se ubicará el espacio co-working, que será un espacio abierto, con mesas, con conexión telefónica y a internet. También tendrá una sala de reuniones, que puedan utilizar las diferentes empresas culturales, que allí trabajen. Hay que recordar que la Escuela de Folclore y Música cuenta con más de 300 alumnos cada curso escolar; la Coral Diego Pontac, que depende de la Escuela, tiene 60 miembros; la Banda de Música de Huesca supera los 80 músicos y la Agrupación de Danzantes roza la treintena.

Comentarios