El Pirineo continúa unido para reclamar una compensación por los saltos hidroeléctricos

estación canelles salto hidroeléctrico

Los municipios altoaragoneses con centrales hidroeléctricas no se rinden. Quieren participar de los beneficios que generan los saltos una vez que caducan sus concesiones. Hay numerosos casos en la comarca de Sobrarbe, como las explotaciones de Lafortunada, Urdiceto o Barrosa, entre otras, que cuyas concesiones caducaron y tienen el expediente en curso para pasar a manos del Estado. Otros municipios con centrales de este tipo están atentos a lo que ocurre para sus futuras negociaciones.

El caso de la central de Lafortunada es el más polémico porque su concesión está caducada desde 2007 y el Ministerio de Medio Ambiente no tomó resolución del expediente en el plazo de 18 meses fijados por ley. El pasado 2016 se reinició su expediente. El territorio reclama depurar responsabilidades.

Los alcaldes del Pirineo coinciden en que “hay mucho dinero en juego” con las centrales hidroeléctricas y la compensación es un asunto de “justicia” por las “afecciones que generan al territorio”. Por ejemplo en Canfranc hay dos centrales hidroeléctricas que caducarán entre 2020 y 2025.

El Pirineo está muy atento a lo que ocurre con esos casos porque podría sentar las bases de futuras negociaciones en el valle de Benasque o en Canfranc por citar dos de los ejemplos.

En Benasque hay dos presas, pero al año no reciben por ellas más de 30.000 euros en concepto de IBI. Su alcalde, José Ignacio Abadías, del PAR, incide también el hecho de que apenas generan empleo, ya que incluso cuando hay una reparación, viene una empresa de fuera subcontratada.

En la zona de Panticosa hay tres. Allí consiguieron que los vecinos paguen menos en la factura de la luz. Pero lo ven insuficiente, con la cantidad de millones de euros que se mueven en el Pirineo oscense y catalán. Su alcalde, Ricardo Laguna recuerda que ahora está todo automatizado, y ya no crean puestos de trabajo, por lo que tiene que haber alguna ventaja para ellos. En este término municipal hay otras dos centrales hidroeléctricas cuyas concesiones caducan en cinco años una, y en quince la otra.

Son casos puntuales en el resto del Alto Aragón, pero Sobrarbe es el punto álgido; donde en la actualidad hay cuatro centrales con las concesiones caducadas. Es por tanto la zona donde se creará un precedente para el resto de la provincia.

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa) ha sido muy proactiva en el último año para intentar que el territorio forme parte de las mesas de negociación del expediente. Recientemente el Partido Socialista presentaba en la mesa de Industria del Congreso de los Diputados una Proposición No de Ley donde se recoge “una declaración de mínimos”, según el primer edil de Bielsa Miguel Noguero; es decir, lo que el territorio no está dispuesto a perder.

Comentarios