Carlos Bistuer: “No aplicamos el esfuerzo económico, social y político para conseguir la Travesía Central del Pirineo”

El presidente de CEOS-CEPYME Huesca cree que, para una cumbre hispano-francesa, de la importancia de la celebrada este lunes en Málaga, el del Canfranc es un tema menor, aunque para Aragón sea muy importante. Habrá que esperar a conocer la letra pequeña de los acuerdos y si hay fondos concretos para ello porque, asegura, lo que hay que hacer es ejecutar obras y dejar de plantear estudios. Cree que es muchísimo más importante la Travesía Central del Pirineo, que es lo que haría que la provincia de Huesca entrase de una vez en el siglo XXI, definiendo su futuro económico y social.

En este caso, sí que lamenta que a este asunto no se le diese la trascendencia que debería tener. Cree que para Huesca es una mala noticia, como también para Aragón, España y Europa. Allí, dice, se sigue dejando en medio de Europa un muro de 800 kilómetros, que sólo se puede atravesar por sus extremos.

Carlos Bistuer recuerda que viendo el mapa europeo de infraestructuras, los Pirineos actúan con una gran muralla que separa claramente España y la ruta hacia África desde Europa. Y en relación con la decisión de seguir potenciando el Corredor Mediterráneo y realizar ahora una conexión de Alta Velocidad por el País Vasco, el presidente de CEOS asegura que los catalanes, valencianos o vascos no están en contra de la TCP, sino que defienden lo suyo, mejorar y ampliar sus pasos fronterizos, que están colapsados. El problema de la Travesía Central del Pirineo es nuestro y de los aliados que sepamos encontrar. Asegura que no aplicamos el suficiente esfuerzo económico, social y económico para conseguir este objetivo. No buscamos los aliados convenientes y no nos movemos, porque no somos capaces de ver la trascendencia de un paso por el centro del Pirineo ágil, moderno y con posibilidad de futuro.

Parece claro que la provincia de Huesca, por su situación geográfica se convierte en un callejón sin salida. Pero, en opinión de Bistuer, no podemos ampararnos en que no se avanza en la Travesía Central del Pirineo porque nos la están quitando. En su opinión, el problema es que no somos capaces de encontrar la fuerza suficiente para romper la gran barrera, abrir una brecha amplia y convertirnos en paso fronterizo de primer orden. Para el presidente de CEOS, si no se pelea, la Travesía Central del Pirineo se acabará convirtiendo en el plan de riegos de Joaquín Costa, pero de los siglos XXI y XXII.

Comentarios