Veintiún enganches ilegales a la luz en la inspección de 40 pisos en la zona más conflictiva del Perpetuo Socorro

policía nacional Perpetuo Socorro

El Ayuntamiento de Huesca junto a operarios de Endesa realizaban este martes un operativo especial para cortar enlaces ilegales a la corriente de luz pública en las calles Valencia y Miguel Fleta del barrio Perpetuo Socorro. Los trabajos se han realizado en los portales 3 y 5 de la calle Miguel Fleta y 19, 21 y 23 de la calle Valencia. Del total de 40 viviendas inspeccionadas, se ha detectado fraude en 21.

Aunque las labores se desarrollaban con tranquilidad, una treintena de efectivos de la Policía Nacional y Local vigilaban la zona para que los operarios de la compañía eléctrica pudieran trabajar sin incidentes.

Se trata, explican desde Endesa, de un operativo solicitado por el propio Ayuntamiento de Huesca al haber detectado enganches a la red eléctrica sin pasar por el contador. En un primer momento estaba previsto intervenir en 4 inmuebles pero finalmente el número se ha incrementado una vez personados en la zona.

Desde Endesa se explica que de esta forma se cumplen dos objetivos, por un lado detectar el fraude y por otro evitar la situación de inseguridad en la que incurren los propios vecinos que manipulan la red eléctrica, que pueden electrocutarse.

Según explica la concejala de Seguridad Ciudadana, Teresa Sas, “esta actuación ha evitado que haya podido ocurrir una desgracia por la situación en la que se encontraban las instalaciones eléctricas y, en concreto, uno de los cuartos de contadores, en el que se acumulaba basura y elementos inflamables”.

La situación de “extremo peligro” que presentaba el cuarto de contadores de uno de los bloques inspeccionados -en el que se han detectado siete casos de fraude entre las ocho viviendas de la casa- ha obligado a cortar el suministro a todo el edificio.

En la misma operación la Policía se ha incautado de objetos de interés policial, como una minimoto o una caja registradora procedente de un robo, entre otros.

CONVENIO POBREZA ENERGÉTICA

En paralelo, el consistorio oscense tiene previsto ofrecer a estas familias que estaban conectadas de forma fraudulenta a la red, adherirse a los convenios de pobreza energética. Hace unos dos años Ayuntamiento y Endesa firmaron este acuerdo con el que el propio consistorio asume el pago de las facturas si esa familia cumple unos requisitos de pobreza.

Está actividad se enmarca dentro de los trabajos que el consistorio oscense está desarrollando en esta zona de ciudad conjuntamente con las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado y la Subdelegación del Gobierno.

Comentarios