Investigan a un vecino de Ballobar como presunto autor de la muerte de Amparo Soler

Tras revisar el teléfono de la víctima, Amparo Soler, de Ballobar, y las cámaras de seguridad próximas a su vivienda, los Mossos d'Esquadra habrían establecido la identidad de un posible sospechoso como autor del asesinato del pasado viernes en Lérida. Se trataría, según confirmaban fuentes próximas a la investigación a Europa Press, de un vecino de su pueblo natal.

Este hecho refuerza la tesis inicial de que se conocían ya que no se forzó la puerta del domicilio, por ello, desde el comienzo, los Mossos se centraron en su círculo más próximo. Por el momento, el juez mantiene el secreto del sumario y no ha habido detenciones.

Las pesquisas las está llevando íntegramente los Mossos d' Escuadra, sin que hubieran requerido la colaboración, hasta el momento, de la Guardia Civil.

Las fuerzas de seguridad, en un inicio, mostraron su sorpresa por la forma violenta con la que actuaron.

Este lunes sus compañeros de trabajo, en los Servicios Territorial de Enseñanza de Lérida, se concentraban en las puertas de su sede para manifestar su repulsa. Además, se confirmaba que los agentes les habrían preguntando por la víctima y si habían visto algo extraño en los últimos días.

Amparo Soler de 61 años no tenía pareja ni hijos. La localidad de Ballobar desde que se conoció la muerte se encuentra en un estado de conmoción.

Cabe recordar que el cadáver se encontró en su vivienda, en la calle Academia de la capital leridana el viernes a las 23.00. Hasta allí acudieron los agentes de la Policía autonómica, al existir indicios de que a la mujer podía haberle ocurrido alguna cosa. Al llegar, los agentes constaron que había muerto acuchillada. De hecho, tenía heridas en el cuello. El juez decretaba el secreto de sumario.

Amparo Soler nació en Ballobar en 1955 y aunque vivía en Cataluña desde 1977 mantenía una estrecha vinculación con su localidad, donde acudía regularmente, ya que mantiene allí la casa de sus padres. La alcaldesa, Esther Saló, ha señalado que la mujer estuvo allí la semana pasada. “No tenia coche, pero venía en autobús”, indicó. Sus viajes, no obstante eran cada vez más espaciados. Los vecinos de Ballobar están sorprendidos por lo ocurrido, ya que la mujer, según indica Saló, “era muy discreta y no se le conocía ninguna relación conflictiva”.

La alcaldesa ha explicado que Soler Betés marchó a Lérida cuando se fue a estudiar el bachillerato. Después, se licenció en Geografía e Historia y se especializó en Historia Medieval. Era hija única, no estaba casada y no tenía hijos. Tampoco tiene familiares en Ballobar, ya que su padre murió y su madre, que ahora está en una residencia de Cataluña, se fue a Lérida con ella. No obstante mantenía un contacto con sus amigos de la población altoaragonesa.

Estaba, además interesada en la lengua aragonesa. En 2004, el Consello d’ a Fabla le editó el libro ‘Replega de Bocabulario de Ballobar’, que ella misma presentó en su pueblo y en la Feria del Libro de Monzón de aquel año. Francho Nagore, uno de los fundadores del Consello, manifestó su sorpresa al enterarse de la muerte violenta de Amparo Soler. Según dice, coincidió con ella en un curso de aragonés en Biescas en 1975, según le recordó ella cuando volvieron a encontrarse con motivo de la publicación del libro.

Además de esta publicación, es autora de otro libro sobre el Auxilio Social en Lérida, editado en 1999 por la Asociación de Archivos de Cataluña.

Comentarios