Los presupuestos de Aragón en punto muerto

El presidente de Aragón, Javier Lambán, enviaba una carta este martes a Podemos y a Izquierda Unida pidiendo el desbloqueo de la negociación ante la falta de presupuestos. Desde el partido morado ya han respondido de forma negativa al ejecutivo.  Lambán  convocaba a los medios de comunicación para anunciar que "he dirigido una carta, expresando la posición del gobierno a Podemos e Izquierda Unida", en la que remarcaba que es "inaceptable" la exigencia de Podemos de cesar al consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, como condición. Es una "tarea indelegable", ha defendido. 

El presidente de Aragón, en el escrito, ofrece a los partidos que le pidan las garantías jurídicas y políticas que consideren necesarias para que se cumplan los acuerdos a los que se pudieran llegar. Por eso, señala que "en aras a facilitar la renovación de la confianza y a facilitar la tramitación del presupuesto, estamos dispuestos asumir cualquier tipo de mecanismo, de legislación o de decisión política o jurídica que sea realmente garante de que se van a cumplir los acuerdos". 

La respuesta de Podemos no se ha hecho esperar y siguen pidiendo la dimisión de consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, para sentarse a negociar. La portavoz en las Cortes, Maru Díaz, era contundente: "Habíamos ofrecido un 'sí' a la aprobación y tramitación del presupuesto y hemos recibido un nuevo bloqueo". Y ha añadido que "entendemos que un gobierno responsable tiene dos opciones: o propone o acepta propuestas". 

Además, Javier Lambán ha señalado que el grupo socialista iba a proponer para mañana, miércoles, una reunión de los cuatro partidos de izquierda en las Cortes,"con el propósito de que de una vez por todas nos arremanguemos, hagamos aquello para lo que fuimos elegidos y para lo que, por cierto, se nos paga y nos pongamos a negociar y a acordar pronto unos presupuestos", incidía. 

Pero, para la formación morada, estas reuniones no tienen ya sentido porque "en tiempo de descuento seguir perdiendo tiempo en reuniones no es operativo", valoraba Maru Díaz. La portavoz de Podemos ha asegurado que están "dispuestos a sentarse con el gobierno en el momento en el que nos diga las garantías políticas que van a aceptar" siempre y cuando "la reunión se haga sin un orden del día claro". 

Y Patricia Luquin, de IU, explicaba que si no hay reunión de los cuatro partidos de izquierda, no acudirá. Una mesa con PSOE, CHA, Podemos e IU "tiene todo el sentido del mundo; una mesa sin las 4 fuerzas políticas no tiene sentido y máxime cuando no se suma". 

Al presidente de Aragón se le ha preguntado si hay un plan B, si se marca un plazo concreto si sigue el bloqueo o si podría llevar el presupuesto a las cortes aunque no tenga los apoyos. Lambán ha aclarado: "Solo manejamos un escenario A, que seamos coherentes con lo que recibimos como mandato de los ciudadanos, que colaboremos las fuerzas políticas de la izquierda". 

Comentarios