Alarma en el sector de ambulancias de la zona rural de montaña por insuficiente dotación de medios

En Aragón el servicio de transporte sanitario está dividido en dos subcontratas a las que acceden las empresas por concursos públicos. Uno es el servicio programado de rehabilitaciones, diálisis, altas hospitalarias y el otro para urgencias y emergencias del 061 Aragón. En el caso del Alto Gállego, Jacetania y Broto se cuenta con unos 50 empleados. Uno de los mayores problemas del que actualmente adolece el servicio sanitario urgente es la carencia de bases operativas en la gran mayoría de las localidades donde están ubicadas.

Vicente Ascaso representante sindical y técnico en emergencias sanitarias ha señalado que en el caso de las zonas rurales de montaña el problema se agrava más por la dispersión de la población. Los representantes legales de los trabajadores piden que se formen comisiones y órganos de seguimiento formados por miembros de la administración, gobierno y trabajadores, para el control estricto del pliego de condiciones técnicas, en el caso de la urgencia ya obsoleto y con grandes deficiencias en distribución y calidad de vehículos. Actualmente no se cumple “gracias a que desde la administración se mira para otro lado alegando que se está trabajando en un nuevo pliego y posterior adjudicación.”

En este momento las 2 empresas han comenzado un proceso de inaplicación del convenio colectivo vigente, firmado tan solo hace nueve meses, alegando problemas económicos, NTSA, adjudicataria del transporte programado tan solo año y medio después de la adquisición del concurso al que se presentó, al entender de la parte social con una bajada temeraria del pliego económico y Ambuiberica adjudicataria del transporte urgente, quiere aplicar un 18,56% de bajada salarial en todos los conceptos de la nóminas de los trabajadores y aplicarles una modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

Ascaso ha precisado que se une la insuficiente dotación de medios de trabajo e incumplimiento de normativas estatales como la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y también cumplir con un convenio firmado por ella misma, el cual debería haber previsto que no iba a poder llevar a cabo, y de los pliegos de condiciones que le hicieron adjudicataria del transporte sanitario urgente aragonés.

En el caso de estas comarca Alto Gállego y la Jacetania las localidades disponen de varios de los sistemas de trabajo las UME, Unidad Medicalizada de Emergencias, con 4 profesionales ,médico, enfermero, y dos técnicos que tiene base en Sabiñánigo y está presencial las 24 horas los 365 días al año, hasta la ya mencionada ambulancia convencional con un solo profesional y en localización los 365 días al año sin base que está en Biescas. Además se dispone en Jaca de una UVI con 3 profesionales, médico, enfermero y técnico y una ambulancia convencional con dos técnicos, con base en el hospital de Jaca y que realizan presencia, activación inmediata de lunes a viernes laborables desde las 9:00 a las 21:00 el resto del tiempo están en sistema de localización.

También se disponen dos SVB , Soporte Vital Básico, con dos técnicos de dotación, una en Echo y otra en Broto, que están en sistema de localización los 365 días al año, estas ambulancias están preparadas y dotadas para que dado el caso pueda subirse el personal médico en ellas y poder realizar servicios medicalizados. También se cuenta con servicios de refuerzo para verano, navidad y semana santa en Sallent de gallego y Canfranc con ambulancias convencionales las 24 horas localizadas.

Consideran que el servicio está bastante completo, exceptuando que precisamente cuando mayor es la afluencia de turistas a la zona y se incrementa la población y actividades que puedan generar riesgo, es cuando muchos de los vehículos pasan al sistema de localización perdiendo parte de su efectividad y también consideran que los vehículos convencionales deberían de ser mejorados para ser vehículos asistenciales.

Comentarios