PP, PAR y la abstención de CHA rechazan endurecer los requisitos para porcino intensivo en Jaca

Los votos en contra de PP y PAR y la abstención de CHA echaron abajo la propuesta del PSOE para aumentar las restricciones a la instalación de granjas de ganadería intensiva en el término municipal de Jaca. Para PP y PAR la normativa existente ya es suficiente y los ganaderos y agricultores de la zona necesitan mayor apoyo a sus posibilidades de negocio. CHA por su parte se abstuvo al considerar que es necesario un tiempo de reflexión y debate. Tal y como quedan las cosas en este momento, el próximo mes de marzo acabará la moratoria que aprobó el consistorio hace un año y podrán instalarse nuevas granjas de porcino que ahora están esperando la decisión política.

El PSOE quería pasar de 1 a 2 km la distancia límite para instalar una granja. También otros detalles como la prohibición de esparcir purín en campos del municipio procedente de una granja instalada en otro municipio. Según explicaba el alcalde, la diferencia de distancia hace que, por ejemplo, no se pueda poner una granja en la pardina de Larbesa, una zona que forma parte del paisaje que ven vecinos y turistas al mirar a Oroel.

Desde el PAR, Fran Aísa habla de la “práctica prohibición” que supondría aceptar esta nueva normativa ya que “sólo quedarían 2 o 3 puntos donde se podrían instalar las granjas en todo el municipio”. Santiago Casbas, del PP, cree que no se debe demonizar el purín, y que tratado como manda la normativa no es perjudicial.

Desde CHA Javier Blasco pide más tiempo para el debate y por ello se abstenía en la votación, lo que hacía posible que se rechazara la propuesta.

Los portavoces de Aragón Sí Puede y Cambiar Jaca consideran necesarias más restricciones.

El alcalde, Juan Manuel Ramón, explica que si antes de mediados de marzo no se modifica, se acabará el plazo de la moratoria y tendrán que aprobar las tres licencias que hay en espera, más todas aquellas que se soliciten. Ramón habla de “problema grave” porque la ciudad vive del turismo. De todas formas todavía hay tiempo para recibir alguna propuesta y convocar un pleno extraordinario que apruebe otra modificación pero ello, explica el alcalde, requiere rapidez y voluntad política del resto de grupos.

Comentarios