El PAR de Huesca pide al Ayuntamiento que analice opciones ante la anulación del impuesto municipal de plusvalías

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha solicitado públicamente al ayuntamiento de la ciudad que “analice las consecuencias y opciones de futuro ante la previsible anulación y reforma del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana” (IIVTNU), más conocido como el impuesto municipal de plusvalías y así mismo que informe a los oscenses sobre sus derechos.

Una reciente sentencia del Tribunal constitucional ha declarado contraria a la Constitución parte de la regulación de este tributo en la Hacienda foral de Guipúzcoa, que es idéntica a la Ley estatal de Haciendas locales, en que se basan las ordenanzas de los ayuntamientos como el de Huesca. En concreto, la sentencia niega que pueda aplicarse la norma fiscal en todos los casos, incluso cuando no se ha producido realmente ese incremento del valor. Las ‘plusvalías’ están siendo gravadas en la transmisión por herencia, donación… y especialmente compraventa de los bienes inmuebles urbanos como pisos o locales, además de solares.

“Por un lado, los efectos de esa anulación -indica el PAR de Huesca- serían severos sobre las arcas municipales, en cuyos presupuestos del año pasado (últimos publicados en la web municipal de supuesta transparencia), por ejemplo, se preveía una recaudación directa por ese impuesto de 820.000 euros, cuya continuidad está en duda”.

Aparte de la cantidad de ingresos comprometida, el comité de Huesca del Partido Aragonés señala que “el ayuntamiento debe informar a los oscenses, vecinos y empresas, sobre sus potenciales derechos de reclamación, en el caso de quienes hayan contribuido con el pago de ese impuesto en unas condiciones por las que pudieran incluso obtener una devolución, tal como ya reconocían los tribunales ante los recursos en muchos municipios y ahora ha confirmado definitivamente el Constitucional”.

Comentarios